como los monos de gibraltar

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Como a un Santo dos pistolas: Especial Heavy Metal (I)

Porque la extravagancia no solo es una tarta sino una manera de vivir la vida.


Porque los cánones de belleza no siempre son tan rígidos como quisiéramos.


Porque a veces el Rock'N'Roll parece un pueblo de Extremadura.


Porque yo lo valgo.



Ronnie James Dio


El Padrino del Power Metal.
La Voz.
El Elfo del Heavy.
El puto enano.


Tan larga es la lista de epítetos que acompañan el nombre de Dio como pequeño es nuestro querido vocalista. Un escaso metro cincuenta de puritito metal coronado por una cabeza con cuatro pelos, rellena de leyendas de dragones, princesas y guerreros y dioses con mal café. Al frente, una cara como una medallita, chiquita y arrugada.


No es Sophia, de Las Chicas de Oro. Es Ronnie.


Pero la voz, amigos, ah, eso es harina de otro costal. Posiblemente una de las mejores voces del Heavy Metal Clásico, que alcanzó su cénit, para mi gusto, en el primer disco que grabó con Black Sabbath, "Heaven and Hell", en su breve período como interino en la banda seminal que más subgéneros ha parido, supliendo al loco Ozzy de una manera más que digna y siendo partícipe de uno de los mejores discos de la historia. Era 1979 y representaba una vuelta de tuerca al sonido Sabbath pero, con todo y con eso, es una cosa más que digna (cosa que no se puede decir de de "Born Again" en la que otro Dios del Panteón del Metal, Ian Guillan, que no pudo hacer nada por salvar un disco bastante malo el cuál, no en vano, se había pergeñado con la idea de que no saliera con el nombre de Black Sabbath).

Pero vosotros no queréis charlones de música. Vosotros queréis carnaza. Risotadas a costa del pobre Ronnie James. Y de eso, como de lo otro, hay....Ay.

Un llaverito vestido de elfo maricón, despechugado, con las piernecitas arqueadas, una frente despejadísima que le llega casi hasta la nuca -y que en días claros permite ver hasta Sierra Nevada-. De complemento: su herencia italiana, que, como pasó con Johnny Thunders, le supone un arduo handicap para dedicarse a lo suyo. Su estatura y estructura ósea, tan meridional, le convierten en una especie de Pequeño Dios del Rock'n'Roll, siendo benévolos, o en un pequeño macarrita que se compra los complementos en Zara Kids: botitas hechas para hollar los caminos de la Tierra Media, de la talla 36, mallas brillantes en XS, correajes y cinchas birladas al pony de su vecino, convierten a Ronnie en la antítesis de gente como Manowar, quienes, empadronados también en la Era Hyboria, seguramente, si les dejaran, serían capaces de encadenar a Dio al pomo de su silla de montar o llevarlo en una mochila, como pasaba con el maestro Yoda en El Imperio Contraataca. Con un gepeto de abuela siciliana, una desnutrición más que evidente, y una encía en franca retirada, Ronnie gusta, en la intimidad del hogar, de jugar con espadones, portar candelabros y sentarse en una mesa de madera maciza a la manera un pequeño Rey Arturo, rodeado de sus jóvenes músicos, como un minúsculo primus inter pares.



No es Mel Brooks con peluca. Es RJ.



Cuenta nuestro frontman, en el documental de Sam Dunn, "Metal: a headbanger's journey" que el gesto de los cuernecitos lo popularizó él, en el ámbito metalero, influído por su abuela, una mamma italiana de luto perpetuo, la cuál, cuando él era (más) pequeño, hacía el gesto de marras para ahuyentar el mal de ojo. Ronnie, amante del rito y la tramoya, recuperó, años después lo que, después del gesto de follar, el de beber y el del dinerito, puede ser una de las expresiones gestuales más universales y más recurrentes de la parroquia del metal pesado. Ahora, cuando veáis a los jebis de vuestro barrio tratad de explicarles que lo que ellos creen que es una invocación al Señor de las Tinieblas y el saludo universal a sus ídolos, es, en realidad, la superstición de una vieja italiana que creía ver el mal rollo en las miradas que le echaba la peluquera del barrio.



No es Felipe González disfrazado de rockabilley sino un jovencísimo Dio con los Prophets

11 comentarios:

PacoclavelbarraDivine dijo...

Siempre DIO!! Este tío mola más que una mamada tornado, Y eso que molan mucho...

priest dijo...

Muy bonito Julito. Fíjate que estuve a punto de escribir algo sobre este semi-dios (en otro tono, ya tu sabes) porque es uno de los pocos casos en los que la enfermedad o muerte de algún músico me ha afectado.
Como supongo sabrás, hace nada canceló gira porque le han detectado un cancer de estomago. Afortunadamente, está en un estadio muy inicial y parece que la primera sesión de quimio ha ido bien. Aun así, su edad no se yo...

En directo es un prodigio y recuerdo las tres o cuatro veces que le he visto como algunos de los mejores momentos vividos en un concierto. La interpretación de Heaven&Hell en la gira del Magica fue impresionante.

Ya me he vuelto a entristecer... Joder, le deseo lo mejor.

creepy dijo...

pues en la foto de al lao, la del pañum pañum, parece un ordovás desenterrado vivo

Don Julito dijo...

A Dio le idolatro, Priest...pero, es que yo soy un poco putilla, y a lo más que llego, en mis admiraciones es a dar una de cal y otra de arena...pero, vamos, que desde Pegamin un saludo y buenos deseos para Ronnie, que se ponga fuerte y no se nos vaya para el Valhalla.

Anónimo dijo...

Si, Julito, tú siempre has sido mucho de abrazo-colleja, y hay personas que no entienden esa forma de amar.

Unchained-Azrael dijo...

A mí el vídeo de Holy Diver me produce mucha ternura, verlo con el espadón a punto de desequilibrarle finjiendose poderoso guerrero... Un grande.
Buen post me he reído, como siempre con este blog, os visito desde hace tiempo pero soy de natural tímido o vago y a tenido que ser Ronnie el que me animase a comentar.

Don Julito dijo...

Estimado anónimo: no todo el mundo ama de la misma manera pero, al final, el cariño es el mismo...incluso más...los tímidos somos así. Te mando desde aquí un collejón y una zancadilla llenas de buenos sentimientos

Haciendo Amig@s dijo...

Genial el dato de lo de los cuernos.

Solo falta un tutubo con el Dio blandiendo un espadón con su brazo raquítico para completar el éxito.

O este otro, que es impagable también...

http://www.youtube.com/watch?v=hvvjiE4AdUI

priest dijo...

Si lo se, Julito. Por eso esta bien que estas cosas las escribas tu y no yo.

Y de Rainbow, ¿no me dices nada?

Don Julito dijo...

Que me molan un huevo, tío...ando, además, estos días, metiendo temas sueltos en recopilatorios variados que me hago para el curro (llevo ya casi 70 volúmenes)...últimamente he metido ahí "GAtes of Babylon" o "Kill the King"...pues eso, que molan pero....no sé si es cosa mía....ahí, todavía, no daba rienda suelta a todo su rollo medieval...es decir, está ahí, es evidente, pero no tan exacerbado como luego en solitario...molan, luego ya, con "I surrender" y el otro cantante pues se tornan en algo diferente....

...a tí te molan Alcatraz? y UFO?

priest dijo...

El Down to Earth de Rainbow nunca me ha gustado demasiado pero los dos primeros de Rainbow (sobretodo el segundo, que a mi me suena muy purple) son ley. Con Turner tiene algunos temas buenísimos pero sobretodo me gusta el último que grabó, "Bent out of shape". El último de Rainbow, con nuevo cantante, también está chulo. De éste me gusta mucho la reinterpretación (esta vez con letra) de Still I'm sad.

De Alcatraz solo he escuchado canciones sueltas y de UFO solo tengo 4 discos, que en una discografía tan grande no es decir mucho. Los que tengo me gustan mucho pero es de esas cosas que las vas dejando y dejando... Mira, voy a echar una ojeada a ver si están en el spotify (me respondo a mi mismo: si, tienen las reediciones). Siguen teniendo un muy buen directo.