como los monos de gibraltar

sábado, 30 de enero de 2010

LOLIEMOS

Ojo, antes de empezar al meollo aclarar que no se trata de goths, aunque se puede considerar una subespecie. El abanico de las goths es mucho más amplio ya que pueden pertenecer al mismo las gordopilas, y ya se sabe que el indice de obesidad adolescente actualmente es altísimo, en las loliemos hay un estricto culto a la estética canija que se sustenta a base de arduas dietas de agua mineral e intrusiones de cepillos de dientes y dedos en la laringe. Ademas las goths tienen cierta tendencia a meter chapas tremendas sobre su cultura siniestra o su anodina vida de mierda, cuando las loliemos, por norma general, no llegan más allá de poner emoticonos, y si se esfuerzan es a base de monosílabos o en incompresible slang sudaca o centro europeo más bien lacónico. Aparte que de goths hay hasta señoras de cuarenta años con un sufrido marido que tiene que sacarlas a pasear al Alcampo con los hijos cosplayeados con camisetitas de Tim Burton, cuando las loliemos, como su nombre bien indica, pertenecen a una elite prepúber que normalmente no llega a alcanzar la veintena, es decir, hasta el momento en que se les pasa la tontería, les crecen las tetas o cumplen esa amenaza permanente de suicidarse, esto ultimo lamentablemente las menos.

El amanecer de estas pequeñas putitas se dio especialmente en Livejournal, aunque extendieron inmediatamente sus tentáculos en fotologs y myspaces, que ya son prácticamente redes sociales exentas de la plaga. Actualmente las nextgen están en su mayoría afincadas en Tumblr, su medio ideal, ya que no requiere más de dos neuronas para poder hacer eso que tanto gustan, que es lo de meter foticos que representen su estado de animo o demuestren lo malotas que son. Ademas de no tener que lidiar con stalkers , gente aviesa de dejar en evidencia su estulticia, ni en general tener que mezclarse con otros grupúsculos para poder exhibirse.



Sus constantes son siempre las mismas. Las habituales imágenes de mags de gothic lolitas con fotos de japonesitas de la muerte vestidas en plan pornochachas victorianas de shibuya con un parche en el ojo, los maromos andróginos visual kei a lo Sigue Sigue Sputnik o las fotos de modernas con camisetas de motivos vectoriales tres tallas más grandes, gafas de pasta de color verde y orejitas de mapache. Ellas en realidad son jóvenes fashionitas, que solo visten los modelitos de sus idols encerradas en su habitación para hacerse cuatro fotos con el laptop.



También se pirran con las fotos de casquería fina, a la mínima que tienen oportunidad te encasquetan desde fotogramas de las obras cumbre de Jörg Buttgereit al ultragore japonés. Siempre sin tener ni puta idea de lo que ponen, lo suyo es que cuanto más desagradable más puntos da. Por eso tampoco se cortan en meter imágenes snuff de mujeres decapitadas, fotos de autopsias de principios del siglo pasado, fetos a medio hacer, hematomas y carne desgarrada de brutales palizas o imágenes de archivos policiales de asesinatos cuanto más chungos mejor. Las cuestión es demostrar que están medio pallá y que son psicópatas en potencia, no cómo tú que eres un mierda del montón.



Otra de las cosas con las que siempre están dando por culo es con las fotos de tías con las piernas chorreando de sangre, con un labio partido, con el rímel corrido, con las rodillas hechas polvo o de autolesiones en las pantoriilas perpetradas con un boli Bic, casi nunca propias, aunque alguna loca de colina hay. Cualquier cosa o ser empapado de sangre vale. Cuando ponen esto una cosa es segura: están con el reglote.



Se ponen muy pesaditas también con el rollo del abuso, la autosuficiencia y el palo lesbo. Las fotos de niñas desnudas lloricas, del Pedobear de turno, los tocamientos varios de señores calvos cuanto más repulsivos mejor, los besitos húmedos entre niñas con pechos sin desarrollar o las masturbaciones con mangos de cepillos y moviles en modo de vibración, son el puto pan de cada día. Viniendo a decir que compadezcamos su himen y que han tenido una infancia muy jodida, a la vez que te ponen tórrido demostrando su incipiente sexualidad.



Son absolutas fanáticas de todo el grotesco japonés, ponen cada dos meses las mismas putas ilustraciones de Suehiro Maruo y Shintaro Kago. Así como todo tipo de fanart que pulula por la red hecho por hikimoris que duermen en montículos de envases de ramen y mangas hentai. Por igual pierden su huesudo culo por Trevor Brown, que pal caso es medio japonés, del que si ya han puesto toda su puta galería te la vuelven a meter sin reparos debido a su memoria de pez, y con el que ademas sueñan humedamente con que algún día ponga en su blog las fotos que le envían representando sus ilustraciones, con las que el muy cabrón se debe matar a pajas.

Por supuesto no faltan las fotos de ellas mismas, muchas tuneadas a lo ender con rayitos y corazoncitos hechos con Paint. Que si contrapicados haciendo morrritos maquilladas como payasos siniestros de Micolor, que si con la llorera después de que su madre les haya dado la bulla por no fregar los platos, con dos trozacos de cinta americana tapando los pezoncillos de su tabla de planchar, con esa mierda de ropita de importación japonesa que se han costeado haciendo de camwhore para algún perverso padre de familia de Filadelfia, simulando que se pegan un tiro y hasta bonitas estampas navideñas haciendo ver que se ahorcan con los leds de un árbol de navidad. Siempre mostrando ese concepto que tienen de la belleza con su desgarbada delgadez extrema y su jeta de calavera.

10 comentarios:

Haciendo Amig@s dijo...

Lo terrible es que al crecer se hacen todas diseñadoras gráficas o cosas similares. Y perpetúan el horror de formas mucho más retorcidas, abyectas y sutiles.

Porque nunca llegarán a imaginar que la perversión total es la normalidad. Lo demás es simple vulgaridad y estereotipos para ir tirando.

groumpf dijo...

¿esto tiene algo que ver con las "hijísimas"? en plan ironía, digo

Macarrismo dijo...

Aqui en españa cogen muchos rasgos de estas las nu-emos

Anónimo dijo...

Pues a mí me ponen

PacoclavelbarraDivine dijo...

Esto de las entradas socioantropológicas me mola.

La movida Visual es algo que en occidente no se entiende muy bien...tiene un sentido dramático ignoto

De todas maneras la new wave tomó una deríva muy alienígena en Japón con todo ese giro metaloide.

Jimina Sabodú dijo...

Ha sido marcharse el toli salido

Don Julito dijo...

Pero..como tú dices, aunque no son goths, porque esa categoría es más amplia, no dejan de ser unas herederas del goth más extremo y del death rock, mezclado con el gore más epatante de Oriente...un subgrupo bastardo, hijo de mil leches...

...muy guapo el post, hemos aprendido que cuando veamos a una puta de estas, lejos de apiadarnos por si es verdad que tiene background trágico, le demos dos hostias para que realmente pueda decir, con la frente bien alta, que se ha abusado de ella y que ha sido maltratada

Baka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
UAPAS FOTOSH dijo...

VEN AQUI SHIKIYA, QUE TE COMO LA LENTILLA

Yo confieso dijo...

Yo una vez me follé a la Bardem, pero era más joven, en tiempos de Aznar. Mientras la cubría, lanzaba unos exabruptos que daban miedo, y los dos hijos actores daban palmas, como marcando el ritmo de galeotes.

Y todo por confundirla con Terele Pávez, mi ídola....