como los monos de gibraltar

lunes, 22 de marzo de 2010

Indicios del Fin del Mundo (III)

18-03-2010

12´30 h. Paseo Federico García Lorca, Vallecas Villa (antiguo Pueblo de Vallecas).

Interior bar. Camarero aburrido pule la barra con ginebra chunga. Abuelos de atrezzo. Tapas revenidas. Televisión a tope. Penumbra.

El microclima del bareto está cargadísimo. Se avecina tormenta interior. Creo ver relámpagos y nubes tormentosas entre los azulejos con aforismos:  "Hoy no se fía, mañana sí", "Viva er Beti manque pierda", "En casa mando yo...con permiso de mi mujer". La garrota con la leyenda "Libro de reclamaciones" brilla con un resplandor ominoso, ajeno a la pátina espesa de betún de judea o barniz sapelly que da forma a su exoesqueleto. Si las cachabas de adorno de los figones mugrientos españoles las hicieran los elfos de los Puertos Grises su brillo nos avisaría de que una criatura de Mordor anda cerca. Mi acompañante y yo nos descubrimos jadeando, ansiosos y angustiados. Un mal presagio nubla nuestras mentes. Las cañas, abandonadas a su suerte y sin tocar, han perdido presión. La entropía se hace fuerte en las salchichitas de cocktail que el camarero nos ha puesto de tapa. La humildad del producto contrasta sobremanera con la pomposa ceremonia con la que el profesional nos ha ofrecido su holocausto con ketchup, como si fuéramos dioses aztecas y en el platito reposara el mondongo de su hija la mayor. Aunque la mañana está fresca nuestras frentes están perladas de sudor. Sonrisas tensas. El brillo de la garrota se torna resplandor. Las bastas letras parecen refulgir. Imagino que si la arrojara al fuego misteriosas runas ardientes revelarían una profecía. En la tele la imagen parpadea. Mi corazón late desbocado. "Ya llega", dice mi acompañante. "Ya lo sé", contesto, "pero quién?".  Se abre la puerta. Una figura se recorta, en negro, contra el resplandor.

Camarero: buenos días, Luis
Sujeto: qué tal
Camarero: cómo siempre?
Sujeto: sí.

Una criatura fantástica se ha hecho carne. El hombre que cayó a la Tierra. Una mezcla entre la Emperatriz Infantil de Fantasía, Lauren Postigo y Manolita Chen. El Gemelo Perfecto, la Emperoratriz de El Incal, un ser entre dos mundos. El andrógino perfecto. Un algo calcadito a Lauren Postigo, de avanzada edad y pelo exactamente igual a la del genial comunicador pero en rubio agua oxigenada. Honrados y humildes zapatos negros sin cordón, el molde en símil piel de unos pies estragados por los juanetes. Enfundando, como una segunda piel, unas piernas finitas, los vaqueros lavados a la piedra. Alrededor de un generoso abdomen (que en comunión con las patitas finas crean el simpático efecto fisonómico "pollito", un hit en cualquier playa en tiempo de verano, junto con las tetas de hombre, los tatus talegueros o los pelos en la espalda -el "efecto alga"-) un jersey standard, de pico. Es en la marmórea cabeza donde la confusión y el glitter se hacen fuertes. En una cara de camionero septuagenario vive el espíritu de Jobriath, de Bowie, de los Berlin Brats: unos morros pintados en rojo imperial, una sombra de ojos verde mar, con unas pestañas larguísimas y trufaditas de Rimmel London. Para rematar dos magníficos pendientes en cristal de strass, colgantes, de odalisca.
La desazón es fuerte en mí. Es como si esta criatura se hubiera escapado del laboratorio de un científico nazi donde cosieron la cabeza de Florinda Chico al cuerpo de Angel de Andrés López. Nada de ropa de fantasía, nada de zapato de mujer constriñendo un pie femenino atrapado en  el pinrrel de un obrero de la construcción. Ni un mísero foulard de fantasía que amaricone el conjunto y nos tranquilize ubicándole en un standard ya establecido en nuestra cabeza. Ni unas uñitas pintadas que nos haga imaginarle en bata china dando grititos a sus chihuahuas. Por supuesto, nada de pluma. Ni un "oyessss", un "cerdi" o un triste "qué harta estoy de todo"...voz profunda, deje hetero y pinta de que la única crema que consume es la de calabacín. Un ser mítico que se toma un chato (yo esperaba un Daikiri o un té rojo, un Shirley Temple, qué sé yo) de vino español, tapa recia y, con la cabeza gacha del currante no cualificado, se prende un cigarro de medio lado. Mi cabeza, necesitada de normalizar (en el sentido de estandarizar, ojo) la vivencia deseaba que Luis echara mano de un More o, al menos, un cigarrito en boquilla larga, en carey, de vamp, algo exótico y con glamour, algo que combinara con su cabeza de diosa en cuerpo de mortal. Quiá. Tabacazo negro. Ducados, creí suponer. Smell of Female. Qué maravillas no nos depara el destino, pensé.

Yo ya he visto mi unicornio, mi rayo verde, mi templo maldito.

Lipstick salvaje, arrodillóme.

Fin.

28 comentarios:

Macarrismo dijo...

Sobrecogedor DonJu, yo no se como despues de estas cosas puede seguir haciendo vida

Ninguno dijo...

De estas visiones apocalipticas uno que suscribe tambien ha tenido por el mundo, lo que no ha tenido ha sido la maestría de d-escribirlas así de bien.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Belleza de Narciso en su texto, reflejada en el marasmo y las mareas, sin olas eso sí, del pegamin.
Una pregunta; qué diferencia ve usted entre normalizar y estandarizar?

Don Julito dijo...

Ninguna, por el sentido del texto...pero, popularmente, normalizar se suele referir a meter en el redil o medir algo en parámetros mayoritarios...ya sabes la expresión de ser una persona "normal" en ese sentido de "como la mayoría" o "como dios manda"....creo que el "normalizar" fuera de determinadas ciencias toma connotaciones, para mí, a veces peyorativas...

PacoclavelbarraDivine dijo...

mhh Es un tema político interesante, la duda surge porque en teoría política actual "convencional" se usan como semánticamente diferenciadas cuando desde mi punto de vista la diferencia es mínima, y ambas implican la misma forma de ejercicio de poder.
En su texto, es curioso, usa normalizar por estandarizar, es decir hacer entrar en un estándar categorial a algo que en principio no es aprehensible por no pertenecer a ninguno.
Su texto es núbil, en el sentido dramático y romántico de la expresión. Una novia que parpadea asombrada ante la revelación del amado, en este caso el acontecimiento apocalíptico (palabra de etimología harto adecuada) que desordena la percepción... Es como tener un momento Duchamp.
Se lo vuelvo a decir su texto, resulta encantador.

Don Julito dijo...

Estoy en medio de una oposición en la que se usa mucho el término normalizar
"lenguajes documentales normalizados", "plantilla normalizada", etc...en todo ello se busca el standard para facilitar el trabajo...en ese sentido he usado el término...ya sabes, eso que se usa tanto en la Admon, de formulario "normalizado"

Haciendo Amig@s dijo...

Hay otros mundos ocultos en los rincones oscuros del nuestro...

PacoclavelbarraDivine dijo...

No me hable, yo estoy estudiando varias a la vez...
Y usted Sr. Haciendo Amig@s debería ampliar su panoplia de moscones ultradimensionales de: ávidos de matriz. a algo más cercano a los perros de Tindalos que decía Don Julito en el hilo anterior.

Anónimo dijo...

Pasaba por aquí y me quedé acojonado.
Qué cuento tan genial, cagoendiez.

Anónimo dijo...

subnormales nescientes mongos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Don Julito dijo...

eso se lo dirás a todos

Lost dijo...

Pero entonces ¿era maricón o no?

Don Julito dijo...

Quién? tu padre? claramente sí

PacoclavelbarraDivine dijo...

Qué polla importará eso?

Anónimo dijo...

Mientras no nos admiremos a nosotros mismos, no importa que blasfememos sobre el vecino.

Chesterton dixit, ínclito pegamita moral.

Anónimo dijo...

osti, prada se incorpora a pegamín

Anónimo dijo...

No, mi tono de voz es radiofónico e irresistible, a diferencia del de Juan Manuel.

1977 dijo...

Joder, otro intelectual. ¿Dónde está la recua de monguis y tarados que nos seguía en el Pegamin viejuno?

Don Julito dijo...

Se han sacado el graduado y leen otros blogs

PacoclavelbarraDivine dijo...

Jajajaja Este lugar siempre será un sitio(en sentido militar) de descerebrados Sr. 77.
No se nos puede negar la condición de frikis (que no freaks, aunque en mi caso no lo tengo del todo claro)

un cachete en el culete dijo...

"Este lugar siempre será un sitio(en sentido militar) de descerebrados"

ahora entiendo que le dedicasen una entrada a millán astray y que su hija, la millana bonita, tuviese con ramó una relación spankorra, que desde entonces ramó no se puede sentar sin almohadones

Anónimo dijo...

Intelectuales descerebrados, como De Prada.

tantum ergo dijo...

no os metais con el zampaostias que os excomulga

PacoclavelbarraDivine dijo...

De Prada no es tan divertido...

Anónimo dijo...

corrijo: sobra el tan

Anónimo dijo...

Es que os ha imbuído lo que Juan Manuel llama El Matrix progre, porque anda que no tiene su salero...En realidad no he podido dejar de imaginar la escena de Doña Paca y Prada de copas, jarana y perdición.

mª antonia dijo...

y confesión y comunión después, que se le olvida lo más principal

PacoclavelbarraDivine dijo...

jajaja bueno paca conoce a gente en la derecha rampante, incluso tiene amistad con algunas. Mientras acepten... la Différance no tengo problema, por mucho que pueda pensar o actuar distinto...
Es un problema que no depende de izquierda o derecha. Hay mucha izquierda... que telita...