como los monos de gibraltar

domingo, 28 de marzo de 2010

Religión POP 39: SECTAS POP

Una de las mayores aportaciones de la religión a lo pop son las sectas. No me refiero a las sectas oficiales y mayoritarias inevitables en cualquier credo humano. La palabra divina siempre ha sido propensa a tener múltiples significados y cada profeta intérprete de la misma que surge abre una sucursal, es ley de vida. Pero, como en todo, siempre están los raritos, los que van demasiado lejos, los que manejan conceptos que no cuajan demasiado entre la masa y se contentan con formar sus pequeños grupos de creyentes, sus propios clubs de fans con los que montarse su particular universo religioso autista y vivir en un mundo aparte de alucinaciones místicas. Esos son los que nos interesan, porque como podrán dilucidar por la descripción que hacemos de estos sectarios versión extreme, comparten mucho en común con los seguidores de lo pop y sus mundos de fantasía. ¿Acaso un lider de una secta hardcore como dios manda (jajaja) no tiene algo de estrella del rock?¿No son los carismáticos iluminados que se montan una célula de fanáticos para poder follarse a todas las hermanas poseidas de piadoso amor verdaderos ejemplos de como se puede alcanzar el olimpo de lo pop a través de la fe? Sí, malditos descreídos, hay otras formas de ser un semidios y cansarse de follar y drogarse que montar una mierda de grupo indie o meterse a actor porno. ¡Está la senda divina, la apoteosis, la revelación sobrenatural que nos arrebata y nos hace trascender de nuestra mísera existencia de oficinistas y funcionarios para convertirnos en criaturas más allá  del bien y del mal y de los estrechos límites que nos marca una anodina sociedad materialista!Y si todo acaba con un apocalipsis de violencia sin sentido y masacre sin límites, pues además crearás historia y te convertirás en un icono para la chavalada. Por eso es necesario repasar a los grandes de esto de las sectas pop y tomar nota para preparar nuestro advenimiento y ser divinos de la muerte.

-CHARLES MANSON Y SU FAMILIA: Uno de los más grandes. Aquí no vamos a contar su vida y milagros, que para eso ya hay bibliografía extensa y wikipedia. No vamos a relatar sus logros en el campo de lo místico, su estrecha relación con el mundo contracultural y pop de su época ni su salto al estrellato mediático mediante el infalible método de masacrar gente del cine. Eso lo sabemos todos. Lo que quiero resaltar es su repercusión, su fuente de inspiración para artistas de todo tipo que han visto en ese profeta el verdadero mesías de toda una época. El propio Manson ha llegado a grabar discos y es, en el fondo, un músico fracasado que canalizó su creatividad hacia el fértil campo de la religión psicótica. Sus influencias van desde el grupito de moda inglés, Kasabian, que toma su nombre de una de las más fervientes groupies de Manson, pasando por Marylin Manson, y llegando a los que se inspiran en él para grabar discos enteros como Trent Reznor y su  Downward Spiral. Incluso compusieron una ópera inspirada en sus hazañas. Por citar alguna de las numerosas referencias que ha generado este santo psicópata, verdadera estrella de la religión pop.


-DAVID KORESH Y LOS DAVIDIANOS: De nuevo tenemos un sueño pop hecho realidad. Un paleto de Texas, nacido como Vernon Wayne Howell, criado en una familia disfuncional, puteado en el colegio, disléxico, se transfigura en mesías, se cambia de nombre y se hace lider de una comuna para poder hacer lo que más le gusta... tocar  rock como guitarrista con su grupo "Messiah" (esa coherencia estremecedora) y follarse menores de edad. Incluso llegó a grabar una maqueta titulada "Madman  in Waco" demostrando una sinceridad creativa que ya quisieran muchos y, para redondearlo todo, termina como muchos rebeldes antisistemas aspiran y no  tienen cojones de hacer... en un armagedón de tiros y muerte contra las fuerzas de seguridad del estado. Resultados, 54 adultos y 21 niños muertos, aunque eso depende de en que web mires. Pero no está mal para un profeta de la religión pop.


-JIM JONES Y EL TEMPLO DEL PUEBLO: Otro titán de la religión pop. James Warren "Jim" Jones fundó su propia religión en los turbulentos setenta y se obstinó en crear su propio paraíso terrenal en Guyana, en plena selva de Sudamérica. Su ciudad de dios se llamó Jonestown, como debe ser, que para algo tuvo él la idea. Pero un congresista de los USA fue a tocarle los cojones, preocupado por rumores de abusos sexuales (una constante en la religión pop) y demás difamaciones sin fundamento. Jones, que hacía tiempo que  estaba en órbita después del consumo habitual durante años de LSD y marihuana, decidió que hasta aquí habíamos llegado y dio orden de cerrar el chiringito a lo grande. Resultado, más de 900 muertos, familias enteras, la mayoría envenenados con limonada con cianuro y algunos infieles comprensiblemente ejecutados por resistirse. "Esto no es un suicidio, es un acto revolucionario" parece ser que dijo el profeta antes de volarse la tapa de los sesos con una escopeta. Las hazañas de Jones han tenido poca repercusión en la música rock y derivados, quizás porque la magnitud de la tragedia hace recular a los normalmente cínicos creadores pop. Y es que hay cosas que resultan escalofriantes incluso desde una cachonda visión postmoderna. Una pena. De todas formas su sagrada influencia se percibe en los tebeos underground de Charles Burns, en un capítulo de los Simpson y sus ecos llegan hasta la serie Perdidos y ese grupo Dharma que monta una sociedad experimental en una isla perdida y son también masacrados por un iluminado. Y es que hay cosas que dejan huella.
-SHōKō ASAHARA Y LA VERDAD SUPREMA: El exótico oriente no podía ser menos en esto de la religión pop, gracias a ese país tan gracioso que es Japón.  Hay muchas cosas que causan gozo al estudiar el caso de la secta Aum Shinrikyō, Verdad Suprema en cristiano. La primera es que basan sus enseñanzas en algo aparentemente tan inofensivo y anodino como el yoga, una cosa como pacífica y perroflautista. Ja. Eso es infravalorar el poder destructor de la religión pop. No hay forma de misticismo que no tenga la capacidad de devenir en delirio apocalíptico, pueden estar seguros. Otros elementos que maravillan era el entusiamo por la ciencia-ficción, que les llevó a copiar parte de su credo de la trilogía de la Fundación de Asimov o interesarse por la ciencia locuela de Nikola Tesla, científico pulp por excelencia. Y las drogas, como no, siempre presentes en la religión pop, en este caso vía ritos de iniciación que usaban LSD y otros alucinógenos para ayudar a los creyentes a perder el contacto con la sucia realidad y entrar en ese nuevo mundo de maravillas sin fin que es la religión pop. La ausencia decepcionante de abusos sexuales fue el precio a pagar para lograr un hito que no consiguieron los profetas pop que hemos mencionado anteriormente... La Verdad Suprema fue declarada religión oficial y legal por el estado japonés. Pero la cosa se fue complicando con acusaciones de extorsión, de sacarle dinero a la fuerza a los creyentes e incluso misteriosos asesinatos de gente crítica con los métodos de la secta. Estos ataques infundados llevaron a una decisión drástica. En 1995 se produjo el famoso holocausto con gas tóxico sarin en el metro de Tokio, que causó doce muertos y cientos de afectados. Todo ello llevó al encarcelamiento y condena a la horca de Shoko Asaha, el lider de la secta, un gordo barbudo de aparentemente poco carisma pero de poderes de meditación insuperables que hacen que lleve años sin hablar con nadie. No lo necesita. Es un profeta pop. Su mensaje ya está grabado a fuego en películas japonesas e incontables mangas. Supongo que también en la música pop del país del sol naciente estará presente, pero eso es algo que ya no puedo atestiguar. Pero seguro.

10 comentarios:

PacoclavelbarraDivine dijo...

Genial Sr. Haciendo Amig@s.

Ninguno dijo...

Con tanto profeta suelto uno no sabe a quien creer. Y aunque le resulten atractivas esas vidas orgiasticas que se tiran, suelen acabar todas en suicidio colectivo, con lo que se le quitan a uno las ganas de fe.
Lo más normal es creer a quien te resuelva la vida, aunque lo más normal también es que te engañe.

dunkeleith dijo...

Las sectas molan un huevo, es en ellas donde se encuentra la auténtica felicidad.

Creerme.

Lo que tenéis que hacer es buscar la vuestra o si no encontráis una montaros una con los amigotes.

Viviréis en la dicha total el resto de vuestras vidas.

Anónimo dijo...

Vaya mierda. Esto parece Público...

1977 dijo...

Dejad que las niñas se acerquen a mí.

Papa Clemente dijo...

Que sí, que hay mucho sectario de mierda. Y el Pegamín 2000 va camino de ser secta, sobre todo vuelve el Xabi. Os estamos vigilando, herejes.

Don Julito dijo...

muy guapo, haciendoamigos

Nemesis dijo...

Muy bueno Haciendo Amigos. Otra secta, con un final menos peliculero, pero casi, fue nuestra Edelweiss, con un lejia como iluminado y su reino prometido allende las estrellas. Al fundador, lo mató en ibiza el padre de una de sus "victimas"

Nemesis dijo...

Edelweiss, edelweiss, every
morning you greet me
small and white,
clean and bright,

you look happy to meet me
blossom of snow
may you bloom and grow,
bloom and grow forever
edelweiss, edelweiss, bless
my home-land forever

Dr. Tereso dijo...

Delicioso post, he de advertir, no obstante que Jim Jones que dejó más muertes que ninguno de los demás tb tiene su secuela "¿pop?" en la tierra: Jim Jones Revue, alcoholazo y rnr de inclinarse.