como los monos de gibraltar

domingo, 13 de junio de 2010

CIENCIA-FICCIÓN GUARRA 28: Barbarella, la guarra de las galaxias.

La década de los 60 del siglo pasado fue una época donde se gestó el esplendor moderno de la ciencia-ficción guarrindonga. Las ideas libertarias y antisistema inspiraron a un montón de colgados a imaginar historias repletas de libertad sexual en escenarios exóticos, siendo la ciencia-ficción uno de esos escenarios inevitables. Bellas parábolas de inspiración jipiosa, cantos al amor despendolado construidos en formas de divertidas metáforas que pretendían inspirarnos para imaginar futuros de fornicio glorioso, donde todos seriamos felices entre polvo y polvo, libres de ataduras tradicionales y malos rollos. Uno de los máximos exponentes de ese tsunami de amor que recorrió la cultura occidental es Barbarella (1968), película dirigida por ese titán que fue Roger Vadim, un señor que logró cepillarse a alguna de las mujeres más bellas de su tiempo, tanto del continente europeo como del americano. En la época en que dirigió Barbarella estaba casado con la más que potente Jane Fonda, y no nos cuesta imaginar que argumentos pudo usar para convencerla para protagonizar un adaptación del tebeo fantacientífico y picarón de Jean-Claude Forest, un dibujante francés de gran imaginación pajillera. Vadim le diría a la incauta americanita: Que si hay que romper con tabúes, que si ahora estás en Europa y aquí no somos puritanos, que si un canto a la libertad de la mujer moderna, blablabla. El caso es que Jane Fonda se entregó a fondo para interpretar a una astronauta terrestre del siglo 40 que debe encontrar a un científico locuelo, el pérfido Durand-Durand, que ha inventado un arma que puede acabar con la paz de la galaxia. 
El motivo por el que Barbarella es elegida para la misión es un misterio porque, si hemos de ser sinceros, a pesar de estar imponente y enseñar sus encantos siempre que puede, Barbarella demuestra todo el rato ser bastante tonta. Más bien parece que la moza logra salir airosa de los peligros del planeta Tau Ceti gracias a una suerte descomunal y a su capacidad para acostarse con todos los machos que se encuentra y lograr que la ayuden. La fuerza del amor, supongo que querían representar. O algo así. Tampoco faltan las imevitables referencias a las drogas y a la psicodelia. Qué tiempos.
Se lo folla todo
 Aunque la película fue un éxito, pasó lo que tenía que pasar, que la gente se quedó con las partes guarras y se desentendió bastante del mensaje de la historia, si es que lo hay, que habría que discutirlo con calma. Las teticas de Jane Fonda y sus muslámenes de impresión eclipsaron cualquier idea de amor y concordia, logrando que el propio autor del tebeo renegara de la superficialidad con la que era acogida Barbarella, y se negó a continuar con las cochinadas e incluso publicó nuevas historias en las que Barbarella se convertía en una respetable madre. Como es natural, la gente no quiso saber nada de esas chorradas y, ante la falta de carne para las fieras, Barbarella cayó en el olvido. La propia Jane Fonda prefirió desligarse del personaje y lamentó haber renunciado a pelis como "Bonnie and Clyde" y "La semilla del diablo" en favor de la guarrada dirigida por su maridito. Al poco se divorciaría de Roger Vadim, y se convertiría en una mujer seria y concienciada que no gusta de hablar de su etapa locuela europea. 
Barbarella sienta cabeza y la peña se aburre
 En fin, que es lo que pasa con la ciencia-ficción guarra, que su belleza intrínseca eclipsa cualquier otra consideración intelectual y hace que ciertas almas sensibles y con ínfulas de trascendencia renieguen de sus prodigios. Allá ellos. Nosotros nos quedamos con ese erotismo ingenuo, esos desnudos candorosos de Jane Fonda, y escenas descacharrantes como aquella en la que el pervertido Durand-Durand intenta liquidar a Barbarrela metiéndola en un órgano musical del placer, que provoca a las mujerer orgasmos continuos al tocarlo hasta que se mueren del gustazo. Pero Barbarella puede con lo que le echen y hace explotar la máquina infernal. "¿Qué clase de mujer eres? ¡Qué vergüenza!", grita con impotencia el mad doctor vicioso. Impresionante. Con razón el grupo musical "Duran Duran" tomó su nombre de este personaje ejemplar de la ciencia-ficción guarra, fuente de inspiración para todos nosotros. El verano del amor pasó, el sexo libre se asumió como una excentricidad más que se puede practicar en etapas de tontería vital, y la ciencia-ficción guarra se infiltró en el mainstream de la cultura popular, de modo que ahora a nadie le espanta ver señoras del futuro retozando con robots y aliens. Pero Barbarella fue una pionera, una sexonauta del polvo cósmico tonto y del orgasmo galáctico fácil, que abrió la brecha y las piernas a las mujeres libres de la ciencia-ficción guarra.

Epílogo: Versión en clave realista de Barbarella, actualizada a los tiempos modernos

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que corregir "vergüenza"

Haciendo Amig@s dijo...

Anónimo: el corrector ortográfico pegamín.

Anónimo dijo...

Me ha enseñado mi padre

Haciendo Amig@s dijo...

También escribí mal "concienciada". Ya está corregido.

Anónimo dijo...

Pensé que se te habían despistado los dedos en el teclado

Don Julito dijo...

muy guapi el post

Superwoobinda dijo...

La versión fumetesca se llamaba Uranella. Y es que la gran culpa de que Babarella sea lo que es la tiene ese maganate enajenao italiano que es De Laurentis. Se le fue tanto la mano gastandose el pastizal con los decorados, que paralelamente los iba saqueando Bava en Diabolik. La Fonda mas que renegar, animalica, lo que acabo es siendo una especie de Concha Quéasco, con esos videos corriendo en la playa vendiendo no sé qué pollas de Tai Chi o mierdas de relajación oriental en plan opening de Santa Barbara... Que se alquilaban en el videoclu, que no es que los regalara el Telva. Y claro sus inolvidables clases de aerobic, que después parodiaría la Quigley con zombies. Hay unos maricas noruegos de blandi-shoegaze que le hicieron una canción... bueno dos, pero en la primera dan algo de grimaca esas vocales.
http://www.youtube.com/watch?v=jSANGWyD0CA

Sexonauta dijo...

Follar en gravedad cero es una cosa complicada de cojones, os aviso.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Barbarella es de las películas que más me gustaron de niña ese glorioso streaptease con fondo de paredes peludas en la más falsa de las ingravideces es tan mítico que aún sueño con ello. Incluso llegué a tener un poster de esa escena.

Anónimo dijo...

De niña?

PacoclavelbarraDivine dijo...

La vi con 12...

Anónimo dijo...

pues con esa edad, sería más apropiado "de niña a mujer", como cantó Julito (Iglesias, digo).

Sexo anal en la biblioteca municipal dijo...

Era un sabado, me dirigi hacia la escuela para buscar un libro que me hacia falta para estudiar para el examen. LLego a la escuela y me dirigo hacia la biblioteca, me encontre con Monica, muchacha alta (5-10, pelo negro, ojos oscuros y pierna y culo hermoso). La saludo:

Manuel: como estas? Ready para el examen?

Monica: Hey, aqui estudiando poco a poco, ya tu sabes super cansada.

En eso tomo el libro que estoy buscando y me dirigo al cuarto donde se encuentran las fotocopiadoras, Monica me sigue y continuamos hablando.

Monica: Cuanto te falta?

Manuel: Poco, ayer le di duro al libro

En eso Monica me dice que tiene que sacar unas copias y la dejo ir al frente para que comienze, me siento en una mesa al lado de la fotocopiadora y la empiezo a mirar de arriba ha abajo, esa mujer tiene un cuerpo brutal. Siempre desde que estoy estudiando con ella he fantasiado que seria clavarmela bien duro, siempre he sonando como serian sus gemidos, como se moveria y donde lo hariamos, pero nunca me habia pasado este cuartito por la mente. Tenia unos mahones Azules que le quedaban a la medida, unos tacos altos negros y una camisa bien pegada blanca, se veia tan puta, y ella me miraba como que queria algo. Monica se conoce en la escuela como una muchacha que le gusta el sexo y aunque tiene novio sabemos en la escuela que le gusta mucho el sexo anal.

En eso recibe una llamada al cellular, era el novio, preguntando donde estaba y que hacia. Ella le dice que estaba en la escuela sacando unas fotocopias y hablando conmigo. En ese momento se dirige hacia mi y se arrodilla frente a mi, me mira con cara de que quiere que se la claven alli mismo y ahora mismo. Me pone la mano sobre el mahon en el area del pene y comienze a mover la mano lentamente tratando de coger mi pene a traves de el mahon, todo esto mientras habla con su novio. Yo comienzo a ponerme caliente, empiezo a imaginarme que seria clavarme esa mujer alli en la escuela. En eso ella toma el zipper del mahon y lo abre, mete la mano y me comienza a frotar el pene sobre el boxer, yo sigo pensando que rico se sentia aquello y le tomo las tetas sobre la camisa ( tenia unas tetas hermosas, 36C, la habia visto antes en bikini una vez que fuimos a la playa y era Hermosa esa mujer).

Continuaba hablando con su novio cuando me saca el pene del boxer y se lo mete en la boca, primero jugo con la punta del pene con los labios mientras movia su mano de arriba hacia abajo sobre todo mi pene, se sentia tan rico que queria gritar y dejarselo saber pero no me atrevia por que tal vez su novio nos escuchara xxx, siguio moviendo su lengua sobre la punta de mi pene, luego de un rato tomo el pene con una mano y se lo fue tragando poco a poco hasta que estuvo a centimetros de mis bolas, nunca en mi vida me lo habian chupado tan profundo, era algo extraordinario fuera de este mundo, una cosa incredible, y asi estuvo buen rato moviendo esa boquita por todo mi pene de arriba hasta abajo aumentando la velocidad con que recorria mi pene mientras yo la empujaba por la cabeza para que llegara mas abajo, en ese mismo instante saco la boca se despidio de su novio y continuo chupandome el pene, esta vez mucho mas rapido y dandole mucho mas movimiento con las manos.

Luego de un rato, yo me pare de la silla y busque una mesa que era bastante grande, le dije que nos fueramos alli, me acoste sobre la mesa y le dije que queria un 69, ella me miro, no dijo nada y se bajo los pantalones sin quitarse los tacos y se quedo con el g-string negro que tenia, se puso sobre mi con la cabeza hacia mi pene y abrio las piernas, se veia su chochita completa, estaba razurada y olia muy rica, se veia una cantidad de fluido saliendo de aquella chochita bien rica. En eso me empezo a chupar el pene esta vez mucho mas rapido y gimiendo bastante duro, no habia mucha gente aquel dia por la escuela asi que no tenia miedo que nos cogieran en el acto.

(Continuará)

1977 dijo...

No, mejor que no continúe, guárdalo para ti.

PacoclavelbarraDivine dijo...

El comité permanente para la elaboración de las nuevas ediciones del panhispánico de dudas va a tener mucho trabajo con esto.

Anónimo dijo...

Este subnormal de sexo anal necesita corregir su ortografía

Don Julito dijo...

"su chochita razurada"

joder, qué must...

sueño con un futuro de maravilla en la que el Cono Sur, como en una novela de Effinger, domine la Tierra con sus giros, su idiosincrasia, su LOOK...ah, qué locura

Anónimo dijo...

qué gosadura, Don Julito!

Don Julito dijo...

ya tu sabes, bro