como los monos de gibraltar

jueves, 5 de agosto de 2010

Desgarro anal

Quiero sonar como el trueno más ensordecedor. Retumbar. Cristales rotos al pisar. Estruendo del mar. Una explosión. Fulminando todo a mi paso, como rayo incandescente al raso. Quiero ser el alarido de terror que perturba la paz de una noche celestial. La Luna llena teñida de rojo. De entre lo malo lo peor escojo. Exterminio. Quiero ser viento de tempestad. Desatar tsunamis, mil seísmos invocar. Las siete plagas. Tortura. Agrietar la tierra, evaporar el agua, leña en el fuego, soplo de viento, gasolina y napalm. Oscuridad. Arrasar y extenderme como un virus terminal. Propagarme con la furia y la voracidad de un incendio incontrolado. Enfermedad. Extenderme y viajar a la velocidad de un huracán, dejando sólo ruinas al pasar. Girar sobre mi eje como un tornado supercelular. Absorber, engullir. Digerir toda materia molecular. Quiero ser un remolino. Genocidio. Cegar los ojos del mundo, tormenta de arena en la ciudad. Masacre. Quiero ser el filo de una cuchilla de afeitar. Hundirme en la carne. Atravesar, rasgar la piel. Resplandeciente y afilado como la punta de un alfiler. Furia homicida. El Coco debajo de la cama, el hombre del saco. El monstruo dentro de tu armario. Disfrazarme de Papa Noel. Colarme por las chimeneas y a los niños estremecer. Terror. Quiero ser el canto de una mesa justo en el momento en que alguien se va a desnucar. No mirar atrás. Quiero ser el enemigo. El odio. Frío metal. Un ave rapaz. El hacha de guerra que quiebra la pipa de la paz. Charles Manson, Ted Bundy, Al Capone. Quiero ser el cáncer en tus cojones. Concentrar la esencia de mil psicópatas en una sola y pesada gota gris. Fundirme con ella y convertirme en un trozo de plomo antes de morir. Tiroteo. Bala de un fuego cruzado. Una bala perdida que perfora el cráneo del director general. Calamidad. El mal y la brutalidad. Bala perdida soy. Sin perdón. Ni piedad, ni compasión. La pesadilla y el horror. Soy el enemigo. Una maldición. Quiero ser, el hambre, la peste y la violación. La venganza del castigador. Quiero ser muerte y miedo. Apetito de destrucción.

Anónimo - Participante en el Primer Certamen de Pegamines Anónimos

6 comentarios:

El jurado dijo...

Esta entrada necesita una imagen

Anónimo dijo...

No puede ser cierto... ¿¿¿¡¡Pero esto qué es???!!! Espero que sea una coña...

Klon subnormal dijo...

¡Qué se piren los gilipollas que hay ahora y se queden estos figuras nuevos!¡Viva el Pegamín 2001!

the kirk's bisoñe dijo...

the next generation

Ender dijo...

...will be hear me

Dr. Huysmans dijo...

¿Pero Ricardo López no se pegó un tiro...?