como los monos de gibraltar

miércoles, 6 de octubre de 2010

Killed by Pegamin XX: Jack Daniel, de los whiskeys de toda la vida


La primera copa de whiskey... ¡qué maravilla! En ese momento todo parece posible y la bebida sabe mejor que nunca.
Pero no estamos hoy aquí reunidos para hablar de las maravillas del alcohol, si no para loar al creador de la popular marca de alcoholazo, todo un icono dentro del mundo del rock que recorre su convulsa existencia desde, por ejemplo, los tiempos de Led Zeppelin hasta el actual Antikaraoke (una experiencia muy entretenida para hacer un poco el vándalo) pasando por la portada de la biografía de los Crüe, The Dirt.

Es por ello que teniendo unas credenciales tan buenas y habiendo ayudado a tantos y tantos rockeros a emborracharse y crear anécdotas divertidas e incluso alguna muerte muy vistosa, la del señor Daniel fuera tan tonta, a la altura de un mierdecilla como Bob Marley.
El tipo fue a su despacho a sacar unas pepitas de oro que había robado unos meses atrás al cocksucker de Bill para pagar a una prostituta un poco dentona pero muy viciosa, cuando, no pudiendo abrir la atascada caja de caudales (que palabra tan chula ¿eh?) y en un ataque de rabia ante la inminente bajada de su erección, pego una señora patada a la susodicha caja fuerte.
El resto ya lo podéis imaginar; el dedo hecho un cristo, a Jack que se la suda y que paga a la meretriz, la puta que oye que tu pie tiene una pinta lamentable, Jack que echa un poco de whiskey alternativamente a su pie y su gargante y que contesta calla y chupa guarrona, ella que le fela mirando de reojo el sanguinolento pie, Jack que se corre como un bendito, la moza que hace unas gárgaras con el alcohol y se pira y Jack, nuestro buen Jack, que se queda sopa a los dos minutos como buen hombre heterosesuarl que es.
Al día siguiente, infección de puta madre y al poco, a empujar los cipreses desde abajo.

17 comentarios:

Clementina dijo...

Qué gran foto publicitaria.
¿Y el Southern Comfort?

Macarrismo dijo...

Jo jo que inutil el tio.
Que tiene que ver con deadwood por cierto?
Por cierto el proximo killed by pegamin, sobre el idiota del segway.

priest dijo...

Pues no lo he probado, ¿está bien o qué? ¿Tú eres de whiskey Clementina?

Con Deadwood no tiene nada que ver, fuckin' cocksucker! Es solo que según me iba inventando la historia de la prostituta, me venían a la cabeza imágenes de la serie.

Anónimo triste dijo...

¿Te gusta más ese whisky que un buen escocés, Priest? Hombre, desde luego estéticamente te pega más. A mí siempre me ha gustado mucho ese whisky por la botella; por lo demás, creo que sólo lo he probado alguna vez, alguna noche de hastío total en la que asaltaba el mueble mar de la casa paterna. A ese y al Chivas le di algún tiento, sí.

Clementina dijo...

El Southern Comfort es dulce y caliente, para tomar a pelo. Un día lejano nos hacemos unos chupitos.
Antes era de whisky pero ahora soy de gin-tonics y me paso al whisky más avanzada la noche. Con ginger ale, sprite o red bull, a lo hooligan.

se veía de venir dijo...

"o red bull, a lo hooligan"

priest dijo...

Triste, si yo nunca tengo dinero para nada. Si siempre cojo "copa nacional" (verbigracia, puto DYC) por ahorrarme un euro. Que cuando voy a un garito en el que he tenido que pagar entrada y me puedo pedir un Ballantines me siento el hombre más feliz del mundo. ¡Qué cojones voy a saber yo de escoceses!

Clementina, cambia chupitos por chupetones y vuelve a leer la frase. jajaja

Anónimo triste dijo...

Priest, pero estas cosas la gente humilde las probamos siempre con las cestas de Navidad, ¿no? Aunque, vaya, creo que la cosa de las cestas ha empeorado mucho últimamente, con la excusa de la crisis.

Pero antes, teniendo un hermano en el sector del metal se aseguraba la familia un buen cestón, vaya que sí.

camisones obreros dijo...

se me ha ocurrido un eslogan que pega con la cabecera para la próxima huelga, TONY STARK, COMPAÑERO DEL METAL

Clementina dijo...

Anda, anda, no me seas, eh...

priest dijo...

La emoción del momento. :/

Anónimo dijo...

joder, pristi, no te ruborices tanto, que pareces caperucita jebi

Clementina dijo...

Eso en privado, cariño.

Anónimo dijo...

Ya no hay cestas, Triste. Y para que te den una caja de cartón con Suchard, pues mejor despedirse, y esas cosas.

Don Julito dijo...

Está la cosa tan malita que igual ahora te dan una cesta y esta llena de gatitos o de neonatos

Clementina dijo...

A mí sí que me van a dar una cesta tremenda, llena de licores. Los compartiré con vosotros.

Tereso dijo...

Ya no bebo Jack Daniels desde que durante dos semanas consecutivas actuó de eraser head y tuve que retrotraerme sobre mis pasos y mis acciones vía telefónica.

El consejo: pidan las marcas en los bares a lo Esatwood. Ni yin tonic, ni güisqui, así con con esos aires de despreocupación que caracterizan a la juventud actual, que luego les venden etanol y uds ahí sufriendo las consecuencias de sus actos.