como los monos de gibraltar

martes, 28 de septiembre de 2010

lunes, 27 de septiembre de 2010

Yo me quedo boba!!!

Tras una larga ausencia, a todas luces indecorosa,
me abro paso,
atribulada,
[en esta casa
Marasmo ingente de agencia infusa,
como siempre.
Pero poblado...
[Como nunca....

Ah! Qué fue de aquellas damas,
que discurrían con soltura por nuestras salas?
No fueron sino verduras de las eras blogueras?
Ah! Mis infantes floridos Qué justas y torneos nos esperan?
Ah! Devaneos y trovas!
Ah! Qué fue de aquel danzar hormigonero?

Paca ha vuelto.
Estar marasmo quiero.
Diluirme en ripiosos versos...
Prestarme a este drama por entero...

domingo, 26 de septiembre de 2010

Siempre pensando en tentáculos IV

Discografías imperfectas: Kiss

Julito y Priest se unen, agitados pero no mezclados, en un sensacional artículo por una buena causa: que podáis discriminar entre los discos buenos y malos de una de las discografías más irregulares que existen, la de los Kiss..

Introducción y presentación de los personajes.

Interior bar. Es la mágica hora del crepúsculo. Vasos usados de cerveza y tinto de verano forman un holocausto alcohólico de baja graduación. Dos difusas figuras debaten sobre lo divino y lo humano. A sus pies, encadenadas y semidesnudas, varias señoritas vestidas de odalisca yacen, sobre cojines de seda, en un tranquilo sueño que se adivina postcoital. Al fondo, en la pared, una panoplia con grandes espadones sobre un tigre blanco que ronronea. Crom está de días de asuntos propios.


Los Kiss, Priesito. Ahí es ná: uno de los grupos que más leyendas urbanas ha inspirado y con una militancia de base más perjudicada -y no hablo de la estadounidense y primermundista Kiss Army sino de la muchachada de barrio más tirado- que se partía la boca por defender a unos señores precursores del rollo drag y con una música más bien blandita para lo que prometían sus hiperbólicas pintas. Recuerdo a un conocido, carne de maco -más por corto que por malo-, con el logo de la banda tatuado en el hombro y que decía, poca broma con esto, que "eran de otro planeta". Aquí no había metáfora o exageración de fan: el tipo pensaba que eran extraterrestres y que el maquillaje escondía, precisamente, esa biología alien. Y no había forma de que explicara qué pasó con Lick it up y su aparición con la cara lavada y recién peinados. Hacía una elipsis en su narración, como si esos Kiss sin maquillaje fueran apócrifos o una realidad alternativa que no tenía nada que ver con la continuidad espacio temporal de los Kiss que cayeron a la Tierra. Este chico sigue en la cárcel a día de hoy y no sé que seguirá pensando sobre estos mimbres en estos tiempos de youtube y videoblogs, de giras Sonic Boom e inmediatez informativa pero me gustaría mucho saberlo. Otras historias que circulaban por el barrio hablaban de unos Kiss ultraviciosos e hiperviolentos, con un Gene Simmons que había atropellado adrede a un fan, a la salida de un concierto, chanando orgulloso de los sesos (sic) del admirador que decoraban la cromada parrilla de su vehículo -nunca se confirmaba marca y modelo pero presuponíamos, años antes de que eso se convirtiera en tendencia, que era algún vehículo tuneado de manera grotesca y terrible- hasta que la policía le detuvo. Los más imaginativos llegaban a aventurar que el demoníaco bajista, antes de ser reducido, había llegado a lamer los restos con vicioso regodeo, con esa lengua que parece la oreja de una mula, para horror de la policía estadounidense y maravilla del resto del fandom que allí se encontraba. Eran los tiempos de Mad Max (y aunque ya pasadita, de El Fantasma del Paraíso) y pienso yo que estas historias surgían de la colisión de estas películas y alguna más: glitter, sangre, exceso, mutilación y la prefiguración de lo que con el tiempo sería la figura del rockstar del Heavy Metal. Y es que, claro, qué íbamos a pensar en nuestro agujero extrarradial, donde lo único que nos llegaba era la colección de posters a todo color del Popular 1, de unos señores montados en zancos, todo en negro y plata...

El núcleo de esto, propiamente dicho.

Kiss (1974):
Éste y el primer directo, son los dos de Kiss que más escucho. La canción Black Diamond me gusta muchísimo (es un puntazo que el batería cante gran parte del tema, esos juegos dentro un grupo siempre aportan mucha variedad) y temas como Deuce o Strutter son justos clásicos. ¿Tu que piensas del disco? Espera que me siento en tus rodillas y me lo cuentas.
Priesito, verás, este disco, portada incluída, nos da la pista de lo que vendían Kiss en estos momentos: glam rock y poco más. Estamos hablando de 1974 y dos de los judíos más pintureros de Nueva York (Chaim Witz aka Eugene Klein aka Gene Simmons Stanley Eisen aka Paul Stanley) forman Kiss de las cenizas de la banda Wicked Lester, experimento de 1970 que era un batiburrillo de folk, rock and roll y pop.
Personalmente, no he tenido el gusto de escucharlos pero tampoco me apetece mucho, la verdad. Con limitarnos a dar el dato de que Kiss, como un templo romano, se asienta sobre los cimientos de un proyecto anterior ya nos cuadra que una tramoya tan espectacular no se crea por generación espontánea (ver foto).

Imagino que el zambombazo estético y conceptual que supusieron New York Dolls aportó lo que le faltaba a los Lester para convertirse en Kiss y a Paul Stanley y Gene Simmons en los folladores kabuki del R'n'R. Empieza aquí el fenómenos Kiss que se sustenta, creo yo, en dos grandes rasgos: una imagen espectacular y un sonido que huye de las tendencias imperantes en esos primeros 70, el folk y lo progresivo, decantándose por esos sonidos guarrindongos y muy rockeros que parían grupos como los citados Dolls o Alice Cooper o por inglesitos como Slade o Bowie.¿Tú has escuchado a Wicked Lester, Priesito?
No, me pasa como a ti, que me da mucha pereza.
Además el nombre es un poco tuno, ¿no? Como de grupo de Tones. A ver qué nos cuentan los anónimos en los comentarios pero vamos, que muy bien me lo tienen que vender.
Pero sigue, sigue. Me ibas a contar lo de cuando crean los personajes de tebeo.
Sí, estaban refinando el shock rock con grandes dosis de glam rock y mucha jeta. Se inventan unos verdaderos personajes de cómic, una especie de superhéroes -o supervillanos-, con capita, poderes, que vuelan, escupen fuego, han venido del espacio...una mezcla entre Jobriath, el Elvis karateka, Bowie y toda la recua del glam uk pasando por los hiperbólicos ya citados y regurgitada en esta fantasía manga y pop que, claro, cómo no iba a arrasar en Japón.

Que digo yo que nuestros lectores, por muy interesados que estén en conocer los antecedentes del grupo y la época en que salió, querrán saber qué te parece este disco en concreto. ¿Cual es tu opinión? No te cortes, de Pegamin a Pegamin.
A mí este primer disco me mola bastante. Tiene temazos fiesteros, sensibilidad glam, cachondeíto glitter y temática básica en cualquier combo de lo suyo: follar, follar, chicas, y follar. Ah, y beber. Hasta caer rendido. Ya lo habéis dicho tú y César Martín: "Deuce", "Strutter", "Cold Gin" (mi favorita), "Firehouse", "Black Diamond", "Kissin' Time", "Nothin' to Lose" (otro hitazo), configuran un disco que podría ser perfectamente un Grandes Éxitos si ya llevaran 3 ó 4 discos a sus espaldas. Un debut cojonudo, un disco más que bueno y, como curiosidad, una portada magnífica, con las caras maquilladas de los componentes sobre fondo negro y el logo en strass, que nos da la pista de lo que, repito por enéisima vez, hay dentro: petardeo y puro glam. Que nadie se quiebre la cabeza que si protoheavy, que si hard rock....esto es glam rock puro y simple.Y a quien le pese, que reviente. Le doy un 9.
Creo que eres la primera persona a la que escucho defender el logo del primer disco... Y luego el hortera soy yo. Mejuto no me jodas, penalti y expulsión.

Claro, pero es que tú eres heavy y el logo correcto para tí hubiera sido algo sangrante o en acero inoxidable pero, como te digo, esto no es un album de metal y eso se refleja en todo, hasta en el logo.
Strass...

Corazones de metal, hielo y fuego, viento negro y espadas en la noche, demonios, magos, cadenas, motos y zorras en cueros también tienen delito, mostro.

Hotter than Hell (1974):
El segundo disco el mismo año, con dos cojones. Como se nota el hambre atrasada que traían. Y ya triunfando, eh? que venían de Japón de arrasar entre la muchachada japo y de ahí los motivos nipones en la portada. Pero, claro, una propuesta tan freak y pop dónde iba a truinfar si no.
Bueno, sabes tan bien como yo que triunfar en Japón no es síntoma de nada. Yo durante años me creí el rollo de "X grupo ha sacado su disco en Japón y ha llegado tocar en Osaka" pero luego te das cuenta que ¡joder, esos tíos compran todo y van a todos los conciertos! Me vienen a la cabeza al menos un par de grupos de heavy español que no se comían un torrao en España pero hey, tocaron en Japón. Todo esto dicho sin restar merito a los Kiss, que está claro que no es el mismo caso, aunque si que es cierto que hasta el primer Alive no explotaron en USA.
En cuanto al disco... Hot, hot, hotter than Heeeell na ni no ni no ni no neee. El inicio del disco es la polla pero me da la impresión de que después del tema título pierde fuelle y ya solo tiene uno o dos temas buenos.
De nuevo tengo que disentir contigo, Priesito, para afirmar que es un disco, en mi opinión, bastante bueno. Más que decente, diría yo, aunque sin llegar a las cotas del primero. En la misma línea conceptual, desde luego, - ese título "más caliente que el infierno" y pasando por temazos como "Parasite", que no sé si es una oda a las lombrices intestinales, de cuando eres niño y abusas del azúcar, (Un inciso Julito, ¿Te mola la versión de Anthrax? -Bueno, Priesito, me mola como guiño, como rareza o como tributo...los Anthrax eran muy eclécticos en sus versiones pero me quedo, de largo, con la que hicieron de Joe Jackson, que demuestra lo abiertos que eran)"Goin' Blind", o poniéndote ciego, quizás un canto a ponerte a gusto. "Strange ways" también mola aunque, en líneas generales, el sonido de Kiss se torna más comercial, más blandito y más tendente al bubblegum que en su anterior trabajo. Aún transitan por los andurriales del glam pero ya en su vertiente más comercial y domesticada. Le voy a poner un 7 al disco, Priesito, que hoy he dormido siesta y estoy generoso.
Te he escuchado con atención pero, si te fijas, tú también has puesto el acento en las primeras canciones, que son las que yo también resaltaba. Creo que nuestra opinión es bastante parecida, vaya. ¡Dame un abrazo!

Vete a cagar, anda
:(

Dressed to kill (1975):
"Room Service", Priesito, el tema que abre este tercer disco, es un back to roots total, una vuelta a los sonidos de su primer disco. Tambien en esta línea están "Getaway", que parece una cosita de Burning y "Rock and Roll All Nite", que no necesita que yo la glose. Como curiosidad, solo contaros como un Don Julito muy niño se acojonó vivo con un videoclip que siempre he pensado que era de este disco. En el videoclip una chica era perseguida por el grupo, vestidos de estrellas bufas del r'n'r. Ella, muy angustiada, se pegaba un trajín, todo el clip corriendo, cagadita viva, subiendo escaleras, encerrándose en una habitación mientras Simmons hacía su papel de demonio, etc...al final, la chavala veía a unos señores de traje, de espaldas, y se acercaba aliviada a pedirles ayuda para descubrir, cuando se giraban, que eran los jodidos motherfuckers de los Kiss. Qué putas las pasé con este video, amigos. Y es que fue una época en la que tenía, apenas, 6 añitos y me pegaba unas pechadas de programas musicales que no eran para mí, claro. Otros elementos de la cultura rock que me traumatizaron profundamente fueron la película "El Fantasma del Paraíso" de Brian de Palma, el videoclip de "My Way" de Sid Vicious, el puto "Thriller" de Michael Jackson y unas zapatillas de futbol sala que me regalaron que parecían zapatos de chúpame la punta de portero de discoteca rumana y que fueron la risa de mis allegados durante un par de años...y además eran gris marengo y achoraladas...y eran zapatillas, repito. Otro 7 para Kiss.
A mi el video de Thriller también me acojonó mucho. Me lo puso la que limpiaba en casa de mis padres Joder, con chacha y todo, cómo no vas a estar salido, si seguro que, como los señoritos, te estrenaste con ella
Gracias a ella también vi mi primera película porno. No recuerdo la edad pero debió ser en torno a los 10 años
Lo que yo decía, como un Jaime Gil de Biedma de la camiseta sin mangas. ¿Algo que añadir sobre el disco?
Del disco no tengo mucho que decir. No me gusta mucho, simple y llanamente. Las canciones me parecen correctas pero sin chispa. Aún así la segunda mitad es algo mejor.
Mi canción favorita es C'mon and love me, que se nota un huevo que está colocada a propósito para que abra la cara b del vinilo. Single total.

Destroyer (1976):
Vale que casi todos los temas son cojonudos pero, ¿no se te hace un disco muy raro? A mi me da la impresión de que le falta una misma dirección y canciones como God of Thunder (mi tema preferido del disco) o Beth no pegan ni con cola.
Sí, es un disco extraño. Es el primero que yo escuché de Kiss y me resultó un tanto raruno. Me da que está sobreproducido y tiene ese sonido: ni es glam ni es heavy ni es AOR ni es hard rock sino todo eso y lo contrario.
Intentando abundar en esto leo por ahí que lo produjo Bob Ezrin, a la sazón productor de cabecera de Pink Floyd y creo que por esto puede ser que nos suene extravagante. Un híbrido entre la locura de Kiss y los experimentos sónicos y conceptuales de Pink Floyd es una cosa muy chunga. Con todo y con eso a la gente le gustó y aparece en listas tipo "Los mejores 500 discos de tu vida".
Coño, nunca lo había visto desde ese punto de vista. Tiene todo el sentido del mundo.
La portada me encanta (A tenor del Fighting the World, parece obvio que a los Manowar también), aunque parecen la tuna de marcha, y he de decir que, recientemente, adquirí por ebay una reproducción en plástico inyectado de dicha ilustración, con las figuras independientes y en un tamaño grande (deben ser, mínimo 250 mm. de altura) para ensamblar, pintar y montar un diorama, que, por supuesto, está en el trastero esperando a que me jubile. También tengo las figuras de Kiss de McFarlane, metidas en un mini invernadero de Ikea que customizé con papel tornasolado y de leopardo para adecuarlo como miniescenario y que está en el aseo de mi vivienda para regocijo de las visitas. Y es que el merchandising de Kiss me gusta más que los propios Kiss y gusto de coleccionar fotos, libritos y figuras de acción...hace años, en el Rastro, había un tipo, fotógrafo freelance, que vendía las fotos que no le compraban las revistas de música...estaba especializado, creo recordar, en heavy, y llegué a comprarle alguna de Kiss y alguna de Judas Priest. El tipo las revelaba en papel de buena calidad y las podías poner en el álbum familiar entre la comunión de tu prima la del pueblo y el cumpleaños de tu hermano.
Anonado me dejas con ese venazo coleccionista, Julito...
Ah, alguien tenía que decirlo; esas intros no musicales que están pegadas a la primera canción como aquí en Detroit Rock City, Starlight de Helloween o Fast as a shark de Accept a la larga son un coñazo. Músicos, desterrarlas por favor.

Las grandes introducciones son marca de fábrica del Heavy Metal y de los aburridos grupos progresivos. Tienes lo que te mereces, miliciano del metal. Termino diciendo que es otro disco que parece un Grandes Éxitos: "Detroit Rock City", "God of Thunder", "Great Expectations", "Shout It Loud", o la ñoña pero efectiva "Beth" hacen que sea un disco tan popular. Un notable alto, aunque solo sea por comercialidad.
Ya que mencionas Detroit Rock City, ¿has visto la película del mismo nombre? Cero en conducta, la llamaron en España. Es una pena que pasara tan desapercibida, a mi me parece una auténtica maravilla y, quizás, la película más rockera que existe. Mientras otras utilizan el mundo del rock para contarte la misma historia de drogas, sexo, auge, caída, etc, etc, en esta peli nunca pierden el norte y lo importante es siempre que los chavales van a hacer lo imposible para ver a los Kiss. Entre medias se pelean, se emborrachan, ligan y toda la pesca pero siempre, siempre con el concierto de los Kiss como horizonte vital. ¡Qué buena, joder!
Sí, la vi y me gustó. No tanto como a ti, que te veo entregado, pero, vaya... también hay un manga y un anime homónimos, sobre los que no puedo opinar porque están, junto a las maquetas de Star Trek, las figuras de los Kiss y unas arrobas de libros esperando que me toque la lotería o me parta una pierna, lo que ocurra primero.

Rock and Roll over (1976):
Te puedo decir que tengo una camiseta con esta portada y que me la pongo mucho con americana para pasmo de mis compañeros de curro que no entienden de maridajes entre prendas antagónicas. Está más que pasada y cualquier día se va a atomizar por lo gastada.
Tengo unas cuantas en plan eso, sí. Suele ser el momento de cortarles las mangas y dejarlas para el verano.
Te estoy imaginando con la camiseta y te pega bastante, porque es lo suficientemente pop como para reflejar tu eclecticismo musical.
Ahí le has dado, Priesito. Ya me vas pillando el punto.
El disco no me vuelve loco, la verdad, aunque tiene sus típicos singles que refuerzan la idea de que (casi) no hay disco de Kiss totalmente malo: "Calling Dr. Love", "I want you", "Hard Luck Woman". Aquí ya están lanzados y comercialmente ya colocan lo que sea. No me gusta mucho, la verdad. Le voy a dar un aprobado alto.
A mi también me deja muy frío el disco. De las tres que mencionas yo solo me quedo con las dos últimas, aunque es cierto que Hard Luck Woman es una maravilla. Al contrario que Beth, que me parece el estandar de la balada coñazo, ésta tiene un toque mucho más especial.
Mira, me voy a tirar a la piscina y a asegurar, sin ninguna clase de datos en la mano, que esta canción está escrita antes que el resto del disco. No es ya que no pegue nada, si no que hasta parece tener un sonido distinto.
Otra que no está nada mal es Makin' love, ¿no te mola? A mí, según días, me resulta la mejor del disco.


Love gun (1977):
Yo a este disco no le cojo el punto, solo me molan verdaderamente la propia Love Gun y I stole your love. Con el resto me pasa como con muchas canciones de Kiss, que no me molestan pero no me dicen gran cosa. A Shock me le reconozco cierta gracia en el estribillo y el de Tomorrow and tonight tiene un tono muy juguetón que me gusta pero son partes concretas, como el inicio de Almost human. Then she kissed me también está bien.
Julito, hazme ver la luz y defiéndelo.

Paso de ser abogado del diablo. Me parece un disco bastante plano y corriente. Curiosamente, la portada, sin embargo, me parece maravillosa y me recuerda a esas ilustraciones setenteras tipo Vallejo de fantasía heroíca, con el bárbaro de rigor sobre una montaña de cadáveres y un montón de golfas lascivas en posturas setsies. El pobre Simmons, como de costumbre, con la boca abierta. Ale, suspenso y salvamos Love Gun como tema potable.
A la hoguera pues.


Dinasty (1979):
¡Buenísimo disco! Charisma es un temón (perfecto para follar, por cierto) y su letra, escuchada de labios de Gene Simmons es hilarante. Julito ¿tú también sientes en ocasiones que solo se te quiere por tu éxito, fama y dinero?
Por cierto, leí no sé donde que el bajo de I was made for loving you lo grabo un músico de sesión porque a Simmons le parecía una mariconada de canción.
Muy bueno, Priesito. Me gusta mucho Dinasty, que fue el segundo o tercer disco de Kiss que me eché a la boca. En aquellos tiempos, no recuerdo, seguramente debió dejarme cara de bobo porque, claro, yo estaba a la búsqueda de true heavy metal y esto se parece como un huevo a una castaña. Probablemente, su tema disco, que tú has citado, debió horrorizarme así como ahora me encanta porque me parece una provocación y una salida de tono estupenda y que refleja, seguramente, más fielmente el espíritu que guía a Kiss que otros temas más rockeros.
Bueno, y que la canción es petardona pero tiene también una parte con el bajo y un solaco jevochos jevochos. Lamentablemente, cuando en un bar de pachangueo pinchan el tema siempre cortan esa parte. Con mi consiguiente rotura, claro está.
Es un disco bastante petardo y es que aquí el grupo estaba desatado y eran puritito arte pop: habían publicado los dos primeros Alive!, que los conviritieron en una de las bandas más conocidas del mundo, habían sacado sus discos en solitario, cada uno el suyo y a la vez, con dos cojones, y acababan de rodar ese despropósito de película "Kiss meets the Phantom of the Park". Dinasty, a mi entender, es la digna continuación de lo que estaban haciendo como metagrupo. Aún así, a pesar de todo tiene temas muy buenos: "Charisma", "I was made for lovin' you", "2000 Man", "Dirty Livin'" o "Hard Times" hacen que lo suba al sobresaliente bajo. Un 9, Priesito.

Sí, todos esos temas son geniales pero es que el resto tampoco bajan del seis; Sure Know Something, Save your love, etc. Para mi, quizás el único disco de Kiss que no tiene relleno. Vamos, que es mi disco favorito del grupo. No sé, hay determinados grupos que sacan un disco más duro (o más blando) y de pronto dices "¡coño, éste es el sonido del grupo!". Y esto independientemente de gustos musicales, ¿eh? Que por mucho que me mole el heavy no les voy a pedir a Journey que metan riffs machacones o a Exodus que bajen las revoluciones y metan voces limpias.
De la portada ¿que me dices? Ese arriesgado primer plano de los cuatreros del rock bailongo, con los pelos del gato en plan pelucón...
Pues que muy buena, la verdad. Y muy sixties.

Unmasked (1980):
Lógica continuación del anterior, quizás más descaradamente comercial e incluso menos rockero.
Tiene muchas canciones buenas pero lo que en el anterior sonaba genuino aquí parece un poco más artificial. No sé, a lo mejor es cosa mía pero hay algún matiz que separa ambos discos.
Insisto que eso no quita que tenga canciones muy guapas como Naked City, Tomorrow o Talk To Me. Y tiene momentos tan petardos como los del anterior disco, por ejemplo el estribillo de What Makes The World Go Round.
Me hace mucha gracia la canción She Is So European. Nunca me he molestado en leer la letra ni escucharla con atención (probablemente solo hable de polladas) pero me trae a la cabeza la típica imagen que tienen los estadounidenses de los europeos; sexualmente liberados, todo el día leyendo o visitando museos, etc. Igualito, igualito que el día a día de un pegamin.
La portada, que rápidamente vas a defender, me parece horrible.

Bueno...la portada es un cómic y ya solo por eso hay que sacar la cara por ella. Aunque de calidad discutible, claro. Me hace gracia el hecho de que llevaran ya un tiempo, seguramente, rumiando la idea de sacarse el maquillaje y ser un grupo normal. No sé dónde leí que alguno de ellos, creo que específicamente Ace Frehley, tuvo distintas afecciones dérmicas a causa del maquillaje y también era un manera de mantener la atención fija en el grupo, y más con el cambio de década, la new wave por ahí, los nuevos románticos aullando a la luna, la NWOBHM cimentando las bases de por dónde discurriría el Metal, etc...tengo la impresión de que aquí estuvieron a puntito de lavarse la cara. En cuanto al disco pues qué quieres que te diga: hace, literalmente, 20 años que no le escucho y no lo recuerdo como una experiencia memorable así, fiándome del criterio que tenía de adolescente -que es tener mucha moral- le voy a dar un suspenso, emplazándole a Septiembre y salvando, en ese 4,5, temas como "She's So European" o "Tomorrow".
Que pase el siguiente.
Gustándote el Dinasty deberías pegarle una escucha a éste... cuando pasen varios meses después de publicar este post, que yo también empiezo a estar hasta los huevos de oír a Stanley decir que se va a petar a media Norte America.

Music from the elder (1981):
¡Hostias, el castañón conceptual de los Kiss! Yo no puedo decir mucho sobre él porque aunque periódicamente (una vez cada dos años, aprox.) me lo pongo para ver si hay algo salvable, siempre lo acabo quitando muy enfadado mientras murmuro entre dientes “ni una, es que ni una”.
Reconozco que para escribir este Discografías imperfectas ni si quiera he puesto el cd, me he limitado a mirar la portada.

Yo no estoy para estas turras, Priesito. La gente mayor cada vez somos más avaros con nuestro tiempo y procuramos cambiarlo por felicidad. Llega el otoño y siento a la parca cada vez más cerca. Lo último en lo que podría pensar es en ponerme este tostonazo para que luego nos lean cuatro (contándonos tú y yo) que ni siquiera se van a molestar en bajárselo de mala manera. Un álbum conceptual es una cosa muy fea si no eres King Diamond (o Queensryche y su Operation: Mindcrime, que defenderé hasta la muerte como uno de mis discos favoritos que es). Además, que no es que lo digamos tú y yo, dos necios sin peso específico en el departamento de opiniones, es que fue un disco que no vendió un saci y no tuvo ni gira (afortunadamente). El fantasma de los 80 recorre sus surcos, Priesito. Posiblemente el cáncer de Eric Carr empezó tras The Elder, tú. Sus células se volvieron monguis tras haber participado en este despropósitio putamierdero. Le voy a poner un 0 y que vengan sus padres a hablar conmigo.
Los padres ya están avisados y me consta que le están dando una buena nalgada al chaval.

Creatures of the Night (1982):
Aquí comienza su etapa jevilona. Una etapa que, mal que le pese a mucha gente, tiene discos bastante mejores que alguno de los 70.
Es un disco muy homogéneo (para bien) y cuesta destacar temas. El tema título, Keep me coming y Danger quizás sean mis favoritos.

Bueno, a este le tengo cariño por motivos personales y por su portada. Ya he dicho que, estéticamente, todo lo que tuviera que ver con Kiss me gustaba mucho y esta foto de portada es acojonante. Es verdad lo que dices y aquí los ya maduros Kiss se suben al tren de lo que en EEUU era la moda del momento: el Metal. Se dice por ahí que Eric Carr, el batería que entra a sustituir a Peter Criss, ejerce una gran influencia en el endurecimiento del sonido de Kiss... así como Vinnie Vincent (el de Vinnie Vincent Invasion), que aunque no figura en los créditos ni sale en portada metió guitarras en el álbum pero yo me permito dudar de que estos perros viejos iban a dejar que ningún interino metiera baza en la franquicia.
No lo dudes, Vinnie Vincent, probablemente el rockero de sexualidad más extraña (y eso es mucho decir) está medio arruinado por pleitos e historias con los Kiss por temas de derechos. Poner una demanda a los Kiss, esa forma de asegurarse una vejez en la indigencia. Prefiero enfrentarme a la SGAE que al abogado de Simmons.
Destacaría "Creatures of the night"; "Danger" o "It Love It Loud" y le ponemos un 5 raspado.

Confesión: metí I still love you, que ni siquiera me mola demasiado, en el recopilatorio que hice a una chica.
Sí, tú en tu línea.
Si no haces esas cosas con 19, ¿cuando las vas a hacer?


Lick it up (1983):
Todavía recuerdo el impacto de Lick it up porque supuso la aparición de Kiss sin maquillaje. Cuántas teorías se derrumbaron y cuánta leyenda urbana se desveló totalmente falsa. Llegué a oir que no eran ellos, que eran figurantes para desviar la atención de los que postulaban, como mi conocido, que eran aliens o mutantes o seres de un futuro ultramaquillado y glam. Aquí ya son miembros de pleno derecho Eric Singer y Vinnie Vincent (el cual acabaría transexualizándose y creo que, incluso, cortándose el tiburón). Es una pena que abandonaran el maquillaje porque, si bien es verdad que el de Singer era más bien soso y lo debió pergeñar en una tarde , Vinnie Vincent, que como hemos dicho, tenía sensibilidad e inventiva a espuertas, se inventó un personaje alucinadísimo y puramente glammy, con un ankh dorado, y ropas egipcias, que eran para mear y no echar gota. Para mí, aquí empiezan a perder interés cuando eliminan el componente ultracircense de su puesta en escena con maquillaje y ropas de fantasía, los personajes y roles que tan cuidadosamente habían creado y, sobre todo, cuando incursionan ya, sin cortarse, en los terrenos del heavy metal porque abandonan ese glam metal que tal bien se les deba para quedarse ahí en una cosa fronteriza, ni chicha ni limoná, intentando agarrarse a las modas para manufacturar una cosa que tampoco era heavy metal. De hecho, no conozco ningún heavy de verdad que los contemple como una banda básica de este género.
Mira, te voy a dar la razón. Aunque a mi la tetralogía netamente heavy Creatures-Lick-Asylum-Animalize me gusta, no son de los que más pincho porque si quiero escuchar heavy me tiran más otros grupos. En los Kiss busco otra cosa. Es volver a lo que decía antes de que determinados grupos valen para unas cosas y otros para otras pero es que se ve clarísimo en casos como el de Kiss.
Y eso que este disco no estaba nada mal. Ahi quedan, para refrendarlo temas como "Lick it up" (que abren ya la puerta a sus performances sicalìpticas y a su catalogación, también, como banda de pleno derecho en el cock rock, con esos clips llenitos de putarracas en bikini, mansiones post-orgía y sonrisas y gestos a cámara de triunfadores de la coyunda cerda), "Exciter", "Gimme More", "Dance All Over your Face" (que te puedes cagar...) o "All Hell's Breakin' Loose". Buen disco, Priesito. Un 7 para sus pollas inquietas.
Pues sí, es evidente que tiene buenas canciones y, curiosamente las voces tanto de Paul como de Gene siguen encajando perfectamente.
Yo me quedo con Exciter y All Hell's Breakin' Loose. La que no soporto es Lick It Up. Me tiene hasta los huevos.

Animalize (1984):
Donde dije digo digo Diego, Priesito follador. A pesar de no gustarme, en líneas generales, ver a los Kiss manufacturando su heavy metal de baja graduación creo que en este LP lo hicieron bastante bien y se acercaron bastante. En este año 84, en el que no se cumplieron las profecías distópicas, el Heavy Metal pegó un petardazo a nivel mundial y se parieron gran parte de los clásicos del género, los Kiss sacan un disco bastante potable, quizás influídos por ese momentazo talentoso que se vivía (estaban por ahí dando guerra bandas como Judas Priest, Iron Maiden, Scorpions o Accept) en lo suyo. Temas muy potentes como "I’ve had enough (into the fire)", "Heaven's on fire" , "Get it all you can take" o "Under the gun" les hacen salvar los muebles en su apuesta por figurar en las filas del Metal. Un 8. ¿Qué pasó aquí, Priesito? ¿Un productor avispado? Cuéntamelo, mientras me subo yo ahora en tus rodillas enfundadas en mallas bicolor.
Muy bien visto Julito, se nota que has llevado elásticos. Animalize es la joya de la tetralogía heavy. Lo llamativo es que donde les veo más sueltos es precisamente en los temas más rápidos y cañeros como I've had Enough o Under the Gun.
La sección "pibitas" del disco, verbigracia Heaven's on fire no me termina de molar pero el otro single Thrills in the Night está entre mis favoritos de la década.

La portada, que ni tú defenderías, es un puto espanto que solo se salvaría si hubieran tenido los huevazos de editar el vinilo con los forritos de las distintas telas que lo adornan. Creo recordar que en el suelo del escenario de la gira mantuvieron el diseño de la portada.
Lo del productor que me preguntas habría que mirarlo en el libreto o por internet pero me pillas ya muy quemado como para hacer esas gestiones y no me sé la historia de su génesis de memoria. En cualquier caso yo lo veo en la linea de los dos anteriores pero más afinado, simplemente.



Asylum (1985):
Julito ha decidido anticiparse a la huelga y no comentar este disco. Yo también estoy un poco cansado del post y me voy a limitar a recomendar su escucha por: Any way you slice it, Who wants to be lonely y Tears are falling. El estribillo de Uh! all night no sé si juega a favor o en contra, porque es jodidamente pegajoso y hortera.
De la portada no digo nada que luego salta Julito en los comentarios diciendo que es una maravilla con ecos de 2001 Una Odisea en el Espacio o yo qué se que hostias.
Pues sí, me mola. Me parece muy warholiana y de new wave a pesar de que en el 85 la new wave era cosa antigua ya. Bueno, estaban los Cars por ahí, haciendo el ganso.




 

Crazy Nights (1987):

Poco que decir del disco. No me gusta, simple y llanamente. Es el tipo de hard rock norteamericano que no me mola. No le pongo un ceraco por I'll Fight Hell To Hold You, Good Girl Gone Bad, Turn on the Night y por no haberse equivocado al escribir el nombre. Qué mítico error del copieteo de un examen. Pensaba que era leyenda urbana pero ¡no! en mi colegio un chaval de mi curso copió hasta el nombre de la piba que estaba sentada a su lado.
Ah, y la mariconada de Reason To Live me supera hasta a mí.
Canción para ir con la muchachada haciendo el ganso (Crazy Nights) ratifica a Kiss en el subgénero "si te pillo te follo". Otra vez las señoras en porretas, las casas arrasadas tras el party, las melanazas crepadas, altas en laca, los pecholobos, las camisas de Lord Byron, las botitas de juglar que hollan los caminos de Aquilonia y demás parafernalia yanqui ochentera. Este fue muy bien recibido por los rednecks y llegó a vender un millón de copias. Algo tendrá el agua cuando la bendicen, Priesito. Aunque yo por mi parte le suspendo porque es el típico álbum de Kiss que podría ser de Van Halen o de Warrant. Salvo yo también "good girl gone bad" y poco más. Otra para septiembre. Ah, y un apunte: desde mi heterosexualidad militante pero también desde mi apertura mental absoluta no puedo evitar la reflexión de que pedazo sex-symbol ha sido siempre Paul Stanley. Sin duda, una de las pollas de oro del rock. Y con una voz inconfundible.
Sí, y como dices un poco más arriba, siempre haciendo gala de su pecho lobo, una cosa que ahora está tremendamente mal vista. Joder, con lo horrible que son los tíos depilados...



Hot in the shade (1989):
Este se lo compré a mi primo en mi primer viaje a Londres. Por aquel entonces yo ya llevaba unos añitos apostatando de lo heavy. Se lo pillé en la HMV de Picadilly (o de Oxford Circus, no recuerdo), que fue como entrar en el Túnel del Tiempo y ver lo que sería Madrid 8 ó 10 años más tarde. El caso es que allí ya se había publicado y aquí todavía no y
y no me digné ni a escucharlo, cosa que celebro porque leo por ahí que el single estrella del disco -"Forever", fue compuesto al alimón por Paul "pollón" Stanley y Michael Bolton (!!!), lo que, quizás, puede decir más sobre el disco y la carrera de Kiss que todo lo que tú o yo podamos eyacular aquí.
Jajaja, ¿te puedes creer que aunque tengo el disco desde hará 5 o 6 años creo que nunca lo he escuchado? Algunas de las canciones las conozco de escucharlas en bares, claro (caso de Hide your heart) pero por lo que sea nunca me había dado por pincharlo.
Pegándole una apresurada escucha ahora mismo, me da la impresión que es bastante AOR, ¿no? Como a veces tengo momentos muy, muy blandos, no descarto que pueda acabarme gustando.
Momentos blandos? eres el puto David Coverdale, Priesito, el David Civera del Heavy Metal.
Coverdale, vale, de acuerdo. Whitesnake tiene algunos discos (Lovehunter, por ejemplo - Meeeecccc!!!! error: Saints and Sinners- - Te iba a reprochar el bocinazo pero bah, del Lovehunter al Slide it in todos me parecen la hostia-) que no se los salta un gitano y la comparación me place (a pesar de que se le ha quedado una cara de teleñeco super graciosa y grimosa al mismo tiempo) pero el otro, ¿quien cojones es? Me niego a buscarlo en el Google y que me aparezca un jambo poniendo morritos y cantando cosas calentitas calentitas ay mi amol.

Revenge (1992):
No lo he escuchado, Priesito. Y no me apetece lo más mínimo. Ya, desde la propia portada, que parece de recopilatorio de gasolinera al título, todo me grita MIERDA a voces. Yo hasta aquí doy de mí. El resto es cosa tuya.
No, hombre, no está tan mal. Un disco como éste, en el 92, tuvo que ser recibido con gran alborozo por los hardrockeros y los heavys. Vale que es un poco plano y tiene un sonido demasiado duro para Kiss pero al menos no cayeron en el coñazo de hacer temas larguísimos.
Además, dejaba un singelazo como Take it Off para el recuerdo.
Este disco tiene canciones que jamás pensarías escuchar en Kiss, como Domino (que mola bastante) y Spit (mu fea)


Carnival of souls (1997):
Nunca lo he escuchado. Mis prejuicios me pueden y un disco de los Kiss con estética grunge es un gran NO. Que se jodan, no ponemos la portada.
Paso total de currármelo, así te lo digo. Deberíamos, como detalle para con nuestros fans, hacer trabajo de campo pero le pueden ir dando mucho por culo al disco. Antes me hago un estudio de la discografía de Lady Gaga.
Lady Gaga es Vinnie Vincent cantando, ¿no?

Es la hija de Vinnie Vincent y la Rata de Antequera
Ehhhh...que voy a poner la portada, Priesito. Aunque solo sea porque se salieron de sus delirios habituales. Parecen los Lynnird Skynnird.
 


Psycho circus (1998):
Solo he escuchado un par de canciones.
Yo me compré el tebeo y si el disco es la mitad de malo que el cómic (un horror de la factoría de ese Gepetto de la action figure que es Todd McFarlane) se merecerían morir de la peor manera posible.

Te sabes la historia de los tebeos de los Kiss, ¿no? Que la primera edición del primer tebeo que sacaron tenía su sangre mezclado con las tintas. Qué sería del rock sin estas historias... Qué pena que haya tanto grupo sosete que de tan profesional, lo que son es un rollo. Menos mal que, como apuntabas al inicio, los Kiss han estado siempre a favor de la creación de leyendas urbanas y de las historias locas, locas.
Sí. Aquellos cómics de los 70 tenían cierta gracia... no en vano salieron a través de Marvel que era la editorial bizarra en una década de bizarría extrema y llegaron a estar elaborados por luminarias de la época como los hermanos Buscema al pincel y Al Milgrom a las tintas y con team ups bestiales como el de la foto de la derecha...con Howard el Pato.

Los que publicó Image a finales de los 90 no hay por donde agarrarlos. Con esa estética amerimanga mariquita y manierista, con esa infografía chunga y esos guiones subnormales, donde se les asignaban perfiles de dioses paganos del cosmos, la caza y su puta madre. Un despropósito. Como todo lo suyo por estas fechas.
Nunca he leído ninguno. Tengo muy poca cultura comiquera.

Animalito
A veeeer, que algunas cosas si conozco (Crumb, Bagge, etc, etc.), pero la vertiente esta superheroica es algo que, más allá de algunos spidermanes nunca me ha llamado. Sería entrar en otro debate pero a mi los cómics de superheroes me parecen culebrones de hostias. Es entretenido pero no me aporta nada.
A tí todo lo que no sea un culo botando...

Sonic boom (2009):
Muy representativo de la carrera de los Kiss; un par de canciones chulas y el resto o pasables o mediocres.
Sí, un nombre muy pop para la gira. Y esos carteles, con Paul Stanley mordiéndose los mofletes y poniendo morritos, el notas de Simmons sacando la lengua y poniendo los cuernos, el puto Peter Criss que más que un gato parece un lagarto y el alucinado de Ace Frehley, con pinta de estar puesto de Orfidal hasta las cejas.

No hombre, que ni Peter Criss ni Ace Frehley estaban en la gira, que les dieron la patada hace ya unos años.
Frehley de vez en cuando hace conciertos en solitario, como en el sweden rock. Creo que va a sacar disco en breve. No es que esté muy interesado pero por un pack de esos de Ebay tengo el Frehley's comet y el Trouble walkin'.
Anda, coño, es verdad. Si ya no están los interinos de toda la vida. Bueno, estos estarán contratados hasta fin de obra. Y quién son los nuevos, Priesito?
Pues Eric Singer cantando ¡digo a la batería! (gran chiste) y Tommy Thayer a la guitarra solista. Eric lleva en realidad desde el Revenge, pero de forma intermitente. Al otro le conocen en su barrio a la hora de comer.

El futuro de Kiss
Miro entre las cascaras de las pipas y el pelo de la última gamba que se ha comido Julito me señala claramente el futuro del grupo; Gene y Paul se retirarán de aquí a 5 años, probablemente sin sacar ningún disco por medio (salvo el Alive V) y escogerán al nuevo Demonio y Starman en un programa de televisión para que continúen con el grupo.
¡Camarero un vaso de agua, que mi amigo se ha atragantado con un cacahuete!
Lo que oyes Julito, ya hace algún tiempo que tanto Gene como Paul aseguran que unos Kiss sin ningún miembro original es perfectamente posible y que Kiss es más grande que cualquier músico del grupo.

La verdad es que ya son unos purilis, están gordacos y no pueden maquillarse sin que las líneas de expresión se chupen todo el maquillaje y les salga por un pico salir al escenario. En las últimas fotos se les ve ya con cara de señora mayor vestida para ir al bingo y cansados. Ví un vídeo de Gene Simmons con una putarraca de 25 años (Kiss se han hecho famosos por sus fotos con playmates y rubias oxigenadas pero en sus inicios el pacto era algo así como que las "rellenitas" eran para Simmons. Otras fuentes hablan que en realidad le daba lo mismo ocho que ochenta y lo que quería era follar sin parar) y lejos de percutirla el cuqui como siempre ha alardeado el Dios del Trueno, la acción fue un anciano con el pelo frito y una buena bartola, resollando debajo de un coño que, como un metrónomo, le dejó muñeco con tres golpes de cadera. A él, que decían que tenía a Diana Ross como a un perrito, ella, que era la Angela Channing de la música negra. Así que no me extrañaría que, como cualquier otro jubilata, traspasen la franquicia, como el que vende un taxi o pasa un bar, y se vayan a Torremolinos o a apuntarse a Bailes de Salón y tengamos Kiss para otros 35 años.
Si lo piensas es que es hasta lógico, Kiss hace ya mucho que dejaron de ser un grupo de música al uso.
De todas formas te voy a negar la mayor; les vi en la gira anterior, la que hicieron hace un par de años rememorando el primer Alive y fue un espectáculo más que digno. Salvo algún momento puntual en el que se veía que ni de coña Stanley podía cantar el tema en cuestión, lo hicieron muy bien y con mucha energía.
Supongo que tú les viste como mínimo en la gira de reunión del 97, ¿no?

Por quíen me tomas, Priesito? para ver viejos ya me paso por el Centro de Salud de mi calle. Y para ver viejos pintados por las Fiestas del Orgullo cada verano. Pero espero y deseo que cualquier día salga un Ford Fiesta Kiss, como aquel que salió de Mecano, para ir a un concesionario a echarme unas risas y pasar la tarde fresquito.
Si lo sacan, lo compramos a medias con los royalties de este post.

El otro día ví a un jebi, en Madrid Cómics, que había aparcado su Clio customizado en clave AC/DC. Qué show. Claro, que yo que voy a decir, si llevo pantalla en el salpicadero y, permanentemente puesto, un DVD de los clips de AC/DC. Y los discos de Leño en el cargador, siempre. Agur.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Visita al psiquiatra

Minutos musicales



Savatage, fantástico grupo de heavy que lleva unos años parado por actividades paralelas de sus integrantes.
Esta canción es de su primer disco, Sirens.

viernes, 24 de septiembre de 2010

R.I.P: ANA KIRO



Ternura

1977 (+2). Un Tierno profesor arenga con ternura a una multitud enternecida, nos explica tiernamente, usando para ello tiernas metáforas, qué es el socialismo. Su voz es tierna, su retórica es como un dedo que presiona tiernamente nuestros blandos corazones y los horada con cuidado para luego insertar en su centro una tierna semilla (esa oscura clavelina que va de esquina en esquina) de esperanza que germinará en 1986.



Atención al chotis: "Vota a Tierno sin dudarlo, que son muchas las razones pa votarlo"

Buenos días amigos, hasta pronto y seguid bien todos, un abrazo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

El Guincho: ¿Es subnormal, es machista?

¿O las dos cosas? ¿O es un tio majete de Barcelona que tiene acentito charnego?

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Iconos televisivos que condecoran mi ropa interior (III). Hoy: Eve Best

No os confundáis. Aunque tiene nombre de actriz porno, Eve Best es una prestigiosa actriz inglesa, con formación clásica, presencia ineludible en el Festival de Teatro de Edimburgo y con un diploma de la Real Academia de Arte Dramático de Londres. De esas actrices que van para "gran dama del teatro" y tienen un pie en Shakespeare y el otro en Oscar Wilde. Entre medias, más o menos, en línea recta bajo su coño, se gana sus baked beans interpretando a la Dra. O'Hara en la serie de televisión de HBO "Nurse Jackie".
Yo la tengo entre mis cougar de cabecera a pesar de su caballuna presencia -subgénero percherona-, sus asimétricos rasgos y la caprichosa distribución de su osamenta. Como una desapacible mezcla entre Paz Padilla y Robert Mitchum, la Best lo da todo en el Hospital All Saints, en el papel de una médico de Urgencias adicta a la ropa de diseñador, al licorazo, los tacones en sincronía con bolso y blusa y repartiendo, como una buena samaritana, su chocho entre una Julia Ormond crepuscular pero muy guapa y un enfermero morenazo adicto a las pilulas. Un sidekick perfecto para Edie Falco, la señora de Tony Soprano, la enfermera Jackie del título, que tiene una vida con más problemas que un libro de matemáticas y reparte su tiempo, desigualmente, entre su marido, su amante, sus pacientes y su adicción a todo tipo de opiáceos que pueda sirlar del hospital.
Si gustáis de las mujeronas titánicas, con un look muy femenino y maneras de estibador portuario, que bebec, fuman y son bordes y cínicas,  Eve Best es vuestra pin up del mes, de púrpura profundo y con Manolos a juego.

Iconos pegamin: El que abría la puerta en La Pepita

Esto no es de risa, lectores pegamitas. No ya porque estemos hablando del triste cierre de un bar que todo malasañero conocía, si no porque eso que queda tan bien en los periódicos de "el drama humano que encierra" aquí se ve bien clarito. Tan claro, que es como un puñetazo en la cara.

Los habituales recordaran que el local, ruinoso como él solo, lo regentaba un matrimonio con bastantes malas pulgas que lo mismo te recordaba que "las sillas no se mueven" como te ponían el ofertón de cali/cerveza+bravas. También todos recordamos que esas sillas a las que tenían tanto apego estaban sacadas de distintos contenedores de basura, única explicación plausible al hecho de que todas fueran diferentes. Bien, cierto, todo esto son datos conocidos.

Lo que quizás no recordáis es que a este matrimonio le solía acompañar un señor cuyas únicas dos funciones parecían ser abrir la puerta cuando alguien entraba o salía (hecho insólito, por otro lado) y recoger los vasos de mini de las mesas. Durante mucho tiempo pensé que el tipo era un habitual del bar, de esos que, sin pedir nada a cambio, comienzan a realizar pequeñas funciones dentro del mismo, como si de esa forma quisieran justificar su eterna presencia.

Pero no. Poco o muy poco, algo debía cobrar, porque fue empezar a saberse que iban a cerrar La Pepita por especulación derribo del edificio y al hombre se le empezó a ver pidiendo dinero cerca de la salida de Metro de Tribunal menos concurrida.

Y desde que La Pepita cerró, allí está.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Discografías básicas Pegamin: Anti todo

Quizás, quizás el mejor disco de punk ¡erggg... (genera un buen pollo) ...pañol! (escupe).

Su segundo disco después de Eskizofrenia (de tremenda portada, aunque mi favorita es esta del Anti todo) huye del listado inacabable de canciones típico del punk y concentra toda su mala hostia y extraña poesia pesimista en diez temas de los cuales, vale, dos son una chusta (Haciendo bobadas y Mata la música disco) pero que también les permite sacar canciones como Historia triste, Es un crimen, Anti todo, Cuidado o Cerebros destruidos, todos ellos referencia imposible de obviar si te gusta el rock. Yo tengo debilidad por Cuidado (cuánta verdad en esa letra) y Cerebros destruidos.

Del resto de discos de Eskorbuto me quedo con canciones sueltas y aunque salvo el Demasiados enemigos... (qué título y qué portada/contraportada) lo tengo todo grabado en cinta y hace mucho que no los escucho, se que esas letras no se me van a olvidar en la vida.
Incluso en un disco como Kalaña, que sacó el batería ya sin composiciones de Iosu o Jualma (para los neófitos, ambos murieron en el 92 por complicaciones derivadas de su adicción a la heroína con una diferencia de medio año) hay temas de puta madre como ¿Por qué? ("Jamás podré entender, hijos de obreros inclinados a la derecha") o la misma Kalaña.

Cuando pienso en grupos de punk, me parece la forma más sana y sensata de formar el espiritu durante la adolescencia pero claro, luego veo que en el facebook antiguos amigos, alguno de los cuales me pasó una cinta con esa gran canción que decía ("Siendo Carrero ministro naval / su único sueño fue siempre volar, / hasta que un día ETA militar / hizo su sueño realidad por fin realidad. / Y voló, voló Carrero voló /y voló, voló Carrero ¡cabrón!"), se hacen fans de Mariano Rajoy Brey y se me cae el alma a los pies.



El pasado ha pasado, el presente es un fracaso y el futuro no se ve

Buenos días, Pegamín.

Menuda mañanita me espera. Me han despertado los vecinos de al lado, la madre y su niño. La madre, con su taconeo torpe, de adolescente tonta; el niño, con su llanto. Aunque ya va al colegio se nota que el niño es pequeño por la textura del llanto.

He oído primero a la madre caminando, de aquí a allá, dando vueltas nerviosa, y soltando algún grito que otro. El niño también decía algo, pero creo que estaba más pendiente de la televisión. ¡Cómete la galleta!, le decía su madre, ¡cómete la galleta, que me voy!, y al final no se ha comido la galleta y se ha oído un golpe y un grito histérico y luego el llanto del niño. Se ha comido la galleta.

La madre, ya digo, me parece un poco lerda. Le habla al niño un poco lerda, como si el chavalín fuese un gremlin que le hubiesen regalado una noche de Reyes.

Pero vaya, no me gustaría estar en su pellejo. Creo que la madre, además de un poco tonta, es fea, torpona y desgraciada. Y todo eso lo sé por lo poco que oígo a través de las paredes. Una mañana quien lloraba era ella. No puedo seguir viviendo así, no puedo, decía, imagino que con las manos sobre la cara. Me puso los pelos de punta y me quedé congelado. No se oyó nada más, ningún golpe, ninguna otra voz. Imaginé la presencia callada de un hombre en la casa y daba más miedo la presencia precisamente por callada.

No se suele oír mucho la voz del hombre de la casa, pero sé que hay uno ahí. Es el encargado de las obras y el bricolaje. Se expresa con el taladro y la sierra de calar. Debe de ser muy aficionado, porque me ha tenido dos años con ruidos diarios, y aún de cuando en cuando, de repente, hace algo, le da al martillo un poquito o taladra un agujero nuevo. Diríase que se ha casado y ha montado el pisito para hacer agujeros y clavar alcayatas.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Microrrelatos Pegamin

Estaba convencido de ser de izquierdas y así se lo hacía saber a todo el mundo. Vestía descuidado, un tanto jipi, con barba de varios días. Iba a las fiestas del PCE. Decía "compañeros" y "a las barricadas", acusaba de keynesiano al tesorero de la peña y militaba en UGT. En realidad no lo era, pero él no lo sabía: odiaba a las personas que se inyectaban heroína, a las de color marrón y a las que sienten placer sexual cuando una polla percute su próstata. Pedía pena de muerte para aquellos a los que una enfermedad mental, la miseria, la falta de luces  o un desajuste químico llevaba a adelantar tendencia en lo tipificado como delito en el código penal. Despreciaba a los sin recursos, a las gentes sin casa, a las familias numerosas en niños con mocos secos y padres que dan alto en vino y base de coca. No creía en Dios pero visitaba su casa en fiestas de guardar. Maldecía los impuestos, el código de circulación, a los profesores de sus niños, la Seguridad Social y a Luís Aragonés pero nada de eso importaba porque, en su cabeza, estaban proyectando, 24/7, "Libertarias".


Se había comprado el último de Fangoria.

sábado, 18 de septiembre de 2010

viernes, 17 de septiembre de 2010

CIENCIA-FICCIÓN GUARRA 36: MADE IN SPAIN 3

Bienvenidos una vez más al maravilloso mundo de la ciencia-ficción guarra española. Hoy es una de esas ocasiones en las que abandonamos nuestra temática habitual de aliens violadores y robots folladores para ocuparnos de otra faceta del sexo . "Los cronocrímenes" (2007) es una de las pocas películas de ciencia-ficción española de los últimos años, en donde no aparecen aliens ni robots viciosos, pero que aborda el tema del sexo en un marco de ciencia-ficción desde un punto de vista que merece atención y respeto infinitos.

Karra Elejalde interpreta a Héctor, un pobre hombre dispuesto a pasar una temporada con su mujer en su casita en el bosque. Que es un pobre hombre lo sabemos por la cara que tiene el Elejalde, que está pidiendo a gritos que pase algo que ponga fin a sus angustias vitales. Poco más sabemos del personaje ni nos interesa. Ese careto lo dice todo. Héctor, sin nada que hacer, se pone a mirar con unos prismáticos hacia el bosque, quizá esperando ver algún pajarillo raro o un simpático conejito. En vez de eso lo que ve son un par de tetas impresionantes pertenecientes a Bárbara Goenaga, actriz de innegables talentos. Lo que pasa a continuación es una retorcida historia de viajes en el tiempo y paradojas temporales, una pesadilla de tintes existenciales o algo así. Pero en esta sección no  nos interesa fijarnos en los logros y complejidades de la película. Lo que importa es que el motor de la historia, el detonante de todo un sin vivir de tensión, violencia y locuras temporales, sea una bella mujer que nos muestra sus mamellas en plena naturaleza. El protagonista se ve arrancado de forma traumática de su plácida existencia, de su aurea mediocritas, por la deslumbrante visión de unos pechos turgentes, de unos pezones perfectos, como trazados con un compás. 
 
  Un pobre hombre
 ¡Mírame a la cara!¡Qué me mires a la cara, calvo de mierda!
 El continuo espacio-temporal se derrumba y ella tan tranquila, dormidita, la muy...
A partir de ahí ya sabemos que Héctor, ese señor calvo y mustio, se verá condenado a una peripecia infernal, a un agobio continuo hasta que sacie su curiosidad malsana, hasta que no descubra la razón de ser de esas tetas que han irrumpido en su vida para ponerla patas arriba. En ese aspecto la película es de una coherencia estremecedora y el final no deja lugar a dudas. En este mundo no pueden convivir un Héctor y unas tetas grandiosas. El simple hecho de que Héctor piense en las tetas de la chica del bosque e, incluso, se atreva a acercarse a ellas, abre una brecha en el espacio-tiempo, destruye los cimientos mismos de la realidad. No puede ser. Héctor deberá hacer lo que sea para impedir el fin mismo de su mundo y del universo entero. Porque detrás de los radiantes pezoncillos de Bárbara Goenaga se esconde el abismo insondable del caos cósmico.
Tápate,condenada,que me arruinas la vida. Que se me para el reloj.
"¿Aquello de allí no son dos tetazas?""Héctor, que ya sabes lo que te pasa cuando piensas en esas cosas..."

"¡Mira!¡Tetas!""¿DÓNDE?"
Aunque la película busca una explicación tecnológica para el viaje en el tiempo, usando para ello una máquina rara que parece una mezcla de prensa hidraúlica y yacusi de diseño, yo creo que no era necesario. Es evidente que en el momento en que la mirada de Héctor se posa en esos pechos la realidad misma se desmorona y el tiempo se disloca. No son necesarias más razones. Una vez más la ciencia-ficción guarra nos avisa: hay cosas que el hombre no debería conocer; hay agujeros negros en nuestro universo en los que no debemos penetrar, hay tetas que no debemos mirar.

jueves, 16 de septiembre de 2010

CIENCIA FICCIÓN GUARRA 35: MADE IN SPAIN 2

Continuamos con nuestro repaso por la ciencia-ficción guarra española. En esta ocasión traemos un caso curioso. "El caballero del dragón" (1985) es una ida de olla que tuvo Fernando Colomo, director y productor especializado en comedias modernas de las de entonces, con su Antonio Resines, su Ana Belén... esas cosas. Y de pronto le dio por intentar emular a un Spielberg y se produjo y dirigió una cosa que mezclaba extraterrestres con aventuras medievales. Se buscó un reparto internacional con un Klaus Kinski en horas bajas y un Harvey Keitel de vacaciones por Europa. Incluso lió al bueno de Fernando Rey. El resultado es un despiporre de la ciencia-ficción guarra, una oda al amor insensato entre terrícolas y aliens sexualmente confusos.

Veamos el argumento. 

Estamos en una Edad Media genérica, no sé sabe bien cuándo ni dónde. Pero los tópicos están todos ahí. No falta uno. Hay una princesa (que es hija de un conde, lo que no tiene sentido) llamada Alba que está muy caliente y deseosa de catar varón. Pero su padre no le deja acercarse a ningún macho y la tiene prisionera en el castillo. Como es inevitable, ella se escapa en busca de sensaciones que sacien sus apetitos. Al final eso se traduce en bañarse en pelotas en un lago, justo donde hay una nave espacial escondida pilotada por Miguel Bosé. Sí, amigos, como lo oyen. Un andrógino del espacio exterior, un alien ambiguo que se enamora de la princesita al ver su culito menearse en las plácidas aguas del lago. 

 Que no vea yo que ese culito pase hambre, pirata 
Las teticas son pequeñas,pero Ix en eso no se fija tanto
No sabemos que es lo que ha traído a Ix, que así se llama el visitante intergaláctico, a nuestro planeta; la película no lo explica. Pero si vemos que está lleno de amor por los terrícolas. A partir de ahí se inicia una historia de amor loco, con el alien, encerrado en su traje espacial, toqueteando a la princesa y ella, toda frustrada, convertida casi en una repelente hijadeputadelmal, exigiéndole que salga del traje para poder follar como conejos. De nada sirve que el pobre Ix, que no habla en toda la peli y nunca cambia de expresión, le explique telepáticamente que si se quita el traje se muere. Alba se cabrea con él y le dice que son todo excusas suyas para no follar. Que ella lo que quiere es tocarle y sentir su polla alienígena en su interior. Finalmente pasan un montón de cosas absurdas y el conde concede la mano y el resto del cuerpo de su hija a Ix y se quedan en nuestro planeta a engendrar una raza de híbridos andróginos que suponemos puedan ser andaluces o algún pueblo europeo de similar sexualidad confusa. 
           La tengo encandilada aunque no hablo ni muevo un músculo de la cara.

 Destacar momentos cachondos (hay que recordar que lo cachondo forma parte de la ciencia-ficción guarra española) como el del fabricante de armaduras mariquita (que no está interpretado por Arévalo pero podría estarlo perfectamente), cual modisto actual, que le tira los tejos al caballero valiente pero tonto interpretado por Keitel, que se le nota que se lo pasa bien haciendo el bobo en una peli que ni comprende ni le interesa. En cambio el Klaus Kinski está como mustio, contenido, incluso triste, quizá recordando viejos tiempos de gloria cuando se peleaba a muerte con el Herzog durante el rodaje de películas legendarias. De hecho fíjense como en esta carátula del dvd americano ponen una imagen del amigo Klaus sacada, no de la peli de Colomo, si no de la de "Aguirre, la cólera de Dios".
 Un vergonzoso caso de publicidad engañosa
La película fue un injusto fracaso, porque es lo suficientemente disparatada, con ese acierto de casting brutal que es Miguel Bosé de alien, como para pasar al olimpo de la ciencia-ficción guarra universal. Una superproducción del cine español que lo tiene todo: maricas, desnudos, efectos especiales, aliens y un reparto estelar. Colomo nunca volvió a tocar el género y se dedicó a sus comedias de madrileños modernos salidorros. Una pena.