como los monos de gibraltar

martes, 8 de febrero de 2011

Amor en el hipermercado

Empecemos con una estadística triste: El 71% de los hombres busca el amor en los pasillos del Mercadona. No en parques, ni en bares, ni en el gimnasio, ni siquiera en internet (aunque yo personalmente prefiero bancos y campos de golf). No. Es entre pizzas Hacendado y anchoas en lata donde un gran porcentaje de solteros esperan encontrar su media naranja. Internet hasta ahora ha sabido sacarle provecho al monopolio que ejercía como líder en el mercado del amor bombardeándonos con anuncios, pop ups, y anuncios pop up. Grindr de pronto se hace hetero para hacer lo propio entre casaderas desesperadas. El gigante de Wallmart, Asda, no iba a dejar de explotar su condición de nido de amor, y ¿cómo? Pues haciendo lo que mejor sabe hacer: Vendiendo comida.



Bajo el slogan: “Compara tu carro de la compra. Encuentra el amor” ASDA lanza en San Valentín un servicio de citas en el que en lugar de perfil (atención a esto) lo que vemos del posible candidato son los productos de su lista de la compra. Es decir, yo no soy Pussy Galore, de tantos años, y tales características físicas, sino que soy gambas congeladas, leche fresca, albóndigas en salsa y pan sin corteza. ¿Cómo funciona? Pues muy sencillo. Cuando terminas tu compra on-line, marcas la casilla que dice: “Busco amor” para entrar en la aplicación comparativa de productos. El programa selecciona otros clientes que compran productos similares a los tuyos y te mandan su perfil.

Porque está claro que si como yo, alguien compra pan y leche, estamos destinados. O si se comparte una pasión por el Lambrini, no cabe duda de que hay amor latente. Pero no estoy escribiendo esto con cinismo. No sé si se debe juzgar una persona por el color de su carro, pero a fin de cuentas yo juzgo a todo el mundo que no soy yo. Todos juzgamos según las compras, ¿o no os habéis sorprendido nunca en un supermercado mirando un carro ajeno e imaginándoos qué tipo de persona compra esos productos? No, en realidad me parece una idea magnífica. Es un servicio en el que todos ganan, Asda vende más, sus clientes encuentran el amor y todos felices. Está claro que si te gustan las emociones fuertes, puedes quedar con el Sr. Mr. lubricante, guantes de goma, bolsas de basura industriales, una pala, cinta adhesiva, la peli Taxi Driver y cuchillos. Te estará esperando en la sección de bricolaje y llevará chándal y un pasamontañas. Si por el contrario quieres adoptar un novio al que cocinar, lavar la ropa y recoger los calcetines acartonados de debajo de la cama, te podría sugerir el Sr. sidra, Marca, platos de plástico, revista Nuts, lasaña congelada, paquete de Pueblo. O si eres chico y quieres pasarte los domingos viendo pelis de Julia Roberts, puedes contactar con Srta. comida para gato, azúcar, multi pack de kit kats, kleenex y paracetamol con codeína. O si quieres una ortoréxica, Doña avena, tofu, macarrón integral y pasas, servirá perfectamente. Y podría seguir durante horas. Su idea de una noche romántica, hobbies, obsesiones, salud y futuras enfermendades, gustos, ideologías, incluso la zona en la que vive, donde y cuando sale… podríamos rellenar una ficha completa teniendo acceso a ese único dato: su carro de la compra.




Pero mientras esperamos a San Valentín para que el servicio se haga disponible, si eres de los que iba a comprar las lentejas en chándal, quizá quieras replantearte la elección y optar por un atuendo más propio de un primer encuentro con el amor de tu vida, desconozco cual es la etiqueta adecuada para la ocasión, lo que esta claro es que el contexto es justo junto entre los garbanzos lechosos y la levadura royal.

23 comentarios:

basuro blanco dijo...

la mejor entrada del año, mañana iré al simply con otro ánimo

Tereso dijo...

Acabo de llegar del Día y veo esta entrada que es -como suele pasar con las entradas de la Pussy- cojonuda. Me encontré con la chica sudamericana de la otra vez pero en esta ocasión no hubo más que holas, con permiso, disculpa... hasta el final, que mientras me cuidaban el cesto con rueditas de la compra, fui a buscar nosequé a la sección de congelados, ella estaba entre los cafés, las nocillas y los chocolates solubles y la estrechez me obligó a solicitarle permiso desde su genuflexiva posición... Claaaro, me dijo en ella en plano picado, quizás recordando la última vez que estuve allí. La compra, unos 25 euros aproximadamente, mucha conserva y cantidad de yogures marca Día.

Anónimo dijo...

¿Qué tontería es esto?

Anónimo dijo...

se llama pegamín y la mayoría de sus integrantes son mongolos.

dunkeleith dijo...

Yo compro casi siempre en el Mercadona, es la cosa mas soviética del mercado: una sola marca y santas pascuas.

Además hay poca variedad de producto pero tienen todo lo básico.

Al pasar por la sección de productos refrigerados, y extender la mano para coger el pollo, con el frío la sensación se vuelve aún mas intensa.

Deberían de probar a celebrar el aniversario de Stalin alguna vez y llenarlo todo de guirnaldas y banderas rojas.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Qué post tan bueno!
A una le parece inquietante el concepto de base de datos cruzada aplicada a la vida de manera bíblica. Algo que, por cierto, es cada vez más general y ubicuo.

Lo digo porque pervierte un poco esa cosa tan de la 2.0 que permitía cabalgar muchos caballos a la vez e ir por las praderas de las interfaces completamente disociado tanto de lo que hacías como de lo que decías...

club del gourmet dijo...

¿dónde comprará el proscrito vigalonger?

Xabibenputa dijo...

Hola soy Xabi, docena de huevos, Botella de Lan Crianza, Costillas Adobadas Eroski Seleqtia y espinacas congeladas.

Ender dijo...

uno de los maderos de "supersalidos" recomendaba buscar pareja en ambientes menos agresivos que un bar de copas... como por ejemplo, buscando el árbol de navidad, en el centro comercial, etc. decía: "conocí a mi primera mujer en un bar y era una auténtica zorra". los míos se conocieron en el imaginarium, coincidieron entrando por la puerta pequeña

Anónimo dijo...

El único que come con fundamento, Xabi, como se nota que es vasco.

Anónimo dijo...

A lo grande

Haciendo Amig@s dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=0B1Uv7wl468

M. dijo...

"Empecemos con una estadística triste: El 71% de los hombres busca el amor en los pasillos del Mercadona"
Vale, pero lo que hace falta ahora es saber cuántos lo encuentran. Para probar si eso.

Anónimo dijo...

Pedazo de entrada¡¡¡¡

G.D.

Anónimo dijo...

Como no encuentren alguna lechuga

Pussy Galore dijo...

Mis padres se conocieron en la farmacia. Mi madre estaba comprando la pildora del dia despues.

priest dijo...

Yo creo que deje mi lista de la compra en mi último post. Por ir ahorrando tiempo, digo.

Don Julito dijo...

oye...pussy...qué va a pasar con tu curro? he oído cosas raras acerca de las bibliotecas de UK

mojamé el británico dijo...

a pussy la retiro yo y la incluyo en mi jarem pakistaní

Pussy Galore dijo...

De momento la cosa está mal en bibliotecas públicas inglesas. Yo trabajo en una académica y en Escocia. Se rumorea que lo peor que nos puede pasar es que cambien los turnos y trabajemos 40 horas a la semana (!), pero todo son rumores.

Don Julito dijo...

Ah...había oído que en Inglaterra iban a gestionarlas voluntarios y echaban a las plantillas actuales

Pussy Galore dijo...

Sí, ese es el plan de Cameron. Y mientras los banqueros cobrando bonus millonarios. Me hierve la sangre. Y tú? A los bibliotecarios no les afecta la crisis en España?

PacoclavelbarraDivine dijo...

Sí, no sacarían una convocatoria para técnico ni aunque se jubilen todos en masa. Y a los auxiliares les hacen pasar por oposición para acceder a un puesto de laboral, y te tienes que dar en los dientes si consigues que sea indefinido.