como los monos de gibraltar

lunes, 18 de julio de 2011

Calypso Craze (II): Juanito se folla a tu mujer

ES TRISTE DE PONER FOTOS Y VÍDEOS haciendo patrocinio Youtube, o de poner comentarios de corta-pega de índole político. O de ponerse furibundo por el exceso de grasas corporales de los escribas de turno alzando el grito dismorfofóbico al cielo de la belleza. Pero mucho más pior es que se follen a tu señora esposa (pero puede también ser feo que lo hagan con tu chico o con tu elemento inanimado u animal de cópula más habitual al que le tengas mayor arraigo; tampoco nos pongamos excluyentes ahora). Pues bien, sobre esto último es acerca de lo que escribió nuestro calypsonian de hoy, don (Frederick) Wilmouth Houdini, The King como se hacía llamar él, el pionero de la diáspora de las islas. Un buen día, Edgar Leon Sinclair (el nombre que el santo barón recibió de sus progenitores) decidió pirarse a hacerse las américas (del norte) y dejar atrás su Port of Spain natal, y se embarcó hacia las frías tierras septentrionales. Allí observó la gran manzana, la mordió y le gustó, fue exótico como una lámpara de aceite dentro de una nevera y cantó y cantó y cantó.



Pero vamos más atrás, que se me olvidan cosas, que este hombre cantaba desde los veintiún años en la bandas de los carnavales, el hito nacional, dentro de las ya desaparecidas tiendas de bambú que fueron reemplazadas por los almagamados recintos de aleación. En la capital del entonces territorio colonial británico era el little red rooster del rancho y le faltaba solo ir con la polla afuera como para darle más sinergia al personaje que se estaba construyendo. Pero no vas a ir a pavoneándote al compás de las oscilaciones del badajo sin ganarte unos cuantos enemigos, ¿no? Da igual, porque los castigó a base de insultos ingeniosos en las múltiples riñas retóricas entre calypsonians, una suerte de proto peleas de gallo de esas que dan bastante penita y risa por lo bajini en el mundillo del rap (pregúntale a alguien de tu crew, que no me quiero explayar demasiado en el tema). Esta suerte de Azatoth del carnaval fue granjeándose un odio cuasimístico entre sus adversarios, cuenta la historia que se cenó en una calurosa tarde de esas de miércoles de ceniza al viejo Lord Executor cuando se metió a todo trapo con su enorme pie en lo que resultó ser su Stalingrado personal. Y fue el puto Rey de las Islas.

Pero fue en su ausencia cuando se le echaron encima los leones. Bueno el león para ser más exactos (Roaring Lion) y el huno por antonomasia (Atilla the Hun) quienes entre otras tribulaciones lo consideraron una especie de vendedor de exotismo ahumado configurado a base de ideas no originales, un muchacho MTV que vende producto manufacturado y que es el desencadenante de lo que vendrá, lo cool, lo trendy. Quizás te suene un poco el asunto del reggaeton por ejemplo, que los procesos de apropiación suelen repetirse en bucle guapo todo el tiempo. En fin que lo acusaron de ser un puto ladrón que encima se folla a tu mujer, como Johnny, el personaje principal de la canción de hoy que les venía yo a contar.

Volvemos a Nueva York, o sea, hacia adelente (me sigues verdad, que si no cuento todo de forma lineal mientras te zampas tus cereales de la K capital) donde el mito se hizo carne, allí fue donde grabó la mayoría de sus composiciones, acompañado en ocasiones de bandas de jazz hasta recalar en el Caribbean Club en los años 50, época dorada del calypso en Norteamérica.

Atrás, atrás: el colega en 1939 se había marcado la una reputación de una grandeza inexorable cuando escribió "He Had It Coming" que popularizaron los negratas Ella Fritzgerald y Louis Jordan en 1945 bajo el nombre de Stone cold dead in the market, una composición que arrobaría a algunas feminazis y justicieros cortahuevos que pululan por el pegamín.

Y será que el tipo no tuvo más composiciones, no, ahí está como un golem criogenizado el Black but sweet, que les ha llegado a los chavales a través del un loop duradero en forma de graníticas convulsiones balcánicas en el himno a esa tierra de nadie que es Bucovina, la madre patria de Stefan Shantel. Y no te hagas el gilipollas, porque la has oído.

Después del éxtasis rítmico probablemente ni siquiera te acuerdes de que mierdas te estaba yo hablando, o quizás todavía estés reparando en que las primeras notas de Black but sweet también se aparecen, de forma palmarias en el rey de la multiculturalidad… sí, acertaste, Manu Chao que en su línea de voz en… ejem, Clandestino parece seguir la melodía de Black but Sweet. Homenaje, plagio desde su tipi en las altiplanicies bolivianas, no sé, me da igual porque he venido a hablar de Juanito, el Casanova de Trinidad, ese gigoló que le susurra a tu mujer y la peina para adentro, que se bebe tu ron antes como si de un ritual se tratara y que en definitiva hace que el mundo siga manteniéndose en su curso. Si lo más probable sea que vayas por la vida escribiendo en tu facebook declaraciones tales como “La vida es una sola… vívela” o “Haz de tu vida un sueño y de tu sueño una realidad” y que después vengas aquí, con los cojones colgándote como dos higos sempiternos y encuentres la expiación en la descalificación a la subnormalidad hecha blog.

29 comentarios:

Alucarb dijo...

No se lo tomen tan a pecho vamos xDDD que yo sólo soy un gilipollas más al que le gusta el humor mongolo y ha descubierto ésto por puta casualidad y se ha quedado boquiabierto. De todas formas me ha gustado la crítica, supongo que también es importante el saber que hasta la estupidez tiene copyright y que los padres de la criatura como buenos padres dedican su vida a velar por su seguridad y salvaguardia. En mi defensa diré que no voy en busca del triforce, se llama sólo "poquito que hacer". Long Kisses.

Alucarb dijo...

Por cierto, me flipa el blog aunque me abstendré de hacer comentarios dado que al parecer carezco de aval. ;)

Tereso dijo...

improvisa y haz lo tuyo, que esto es cosa de la gilipollez... no te cortes, pero no me llames gordo, ¿vale?

Alucarb dijo...

No tenía pensado, de hecho como había visto que los únicos roles disponibles eran el de experimentado gourmet en idiocia (para lo que hace falta la aprobación general y, espero que no, un pene de medio metro), el de anónimo eres un bizco un gordo o un jebis, y el de me intento hacer el gracioso por si cuela y la manada me procura cobijo y me saca las pulgas, había optado por este último xD.

Anónimo dijo...

Qué pasa? El ano marca la agenda de las cabeceras y los posts?

PacoclavelbarraDivine dijo...

Hum. Sr. Tereso, es muy interesante esto que ha escrito. La forma en que lo ha escrito en especial. Es como de BBC 1 pero más lúdico y costumbrista.

Lo de "Bucovina" como 'caribeñismo' balcánico y "Clandestino" como 'homenaje' desde el tipi del altiplano... chapó.

Muy simpáticos los escalones que descienden del icono sexy trinitense a la penitencia de la normalidad encarnada en el comentario anónimo.

Tereso dijo...

ay la sicalipsis, usted es incorregible paca.

la agenda es marcada por la portada, eso es así aquí y en la conchinchina.

1977 dijo...

Calippo > calypso.

M. dijo...

Oye, eres un erudito y to eso, pero oyes, a lo mejor tu estilo resulta demasiado sesudo y retorcido y cabreado para el género que tratas.
El calypso es lo contrario.
Ya relájese. Y mueva la sintura.

Ahora es cuando tienes que insultarme.

Termans dijo...

Ya te insulto yo. He leido tu blog. Dicho esto, si te veo por la calle te desangro el escroto de una patada en los cojones. Subnormal.

Macarrismo dijo...

Joder Tereso, que bonito, yo es que de estas cosas no conozco nada y se me impresiona fácil.
Cuánta crispación en los comentarios no?

Alucarb dijo...

madafakas.

Anónimo dijo...

Se me olvidaba!!!! pero te lo digo en el formspring...

Tereso dijo...

También está esta bonita versión, la de los tres inflamables:

http://www.4shared.com/audio/8gxVCYSH/Three_Flames_-_Johnny_Take_My_.html

A quien pueda interesar. yo te quiero M, no te mando a tomar por culo porque soy magnánimo y no me has llamado gordo. Además si esta mierda de post te parece sesudo no quiero ni pensar lo que escribirás en los comentarios del Marca, mostro.

Anónimo dijo...

Tereso, cómeme la polla como si no hubiera mañana.

Anónimo dijo...

Vaya, vaya tela de pajero que tenemos aquí, que en lugar de andar disfrutando del verano se nos pone reaccionario entre copy-paste y copy-paste.

Venga, borra el comentario y cómeme la polla.

Moderador dijo...

A ti qué te pasa subnormal? Crees que estás en los foros donde pasaste toda tu infancia? Anda a quejarte al regazo de tu puta madre. Subnormal.

Anónimo dijo...

Increible, tenemos moderador!!

Anónimo dijo...

eso de cómeme la polla como si no hubiera mañana me suena un poco corta pega tb.

cutipasta dijo...

Malditos anormales, por que tienen que drogarse, por que no pueden ser como la gente normal, son unos deserebrados es que acaso no comprenden lo dañinas que son todas esas porquerias de drogas, pobres imbeciles tienen que intoxicarse el organismo para poder sentirse bien, no dan lastima dan rabia, por que no se suicidan todos de una vez y le hacen un bien al mundo, despues de todo no le estan aportando nada, solo contribuyen al calentamiento global, consimiendo oxigeno y produciendo co2.
es triste que cada dia mas gente entra en el proceso de embrutecimiento acelerado.

Anónimo dijo...

Chupar una polla a un hombre es uno de los más puros placeres en la vida. Es triste pensar que muchas mujeres no aprecian lo divertido que puede ser. La razón es que no saben cómo hacerlo correctamente y así no acaba por ser divertido. Porque si lo hechas a perder, no conseguirás tu premio. La polla no se endurecerá, el hombre no pasa un buen rato y la mujer siente el fallo. Pero aquí vienen las buenas noticias: es fácil aprender a ser una fabulosa chupadora de pollas. Y voy a decirte exactamente cómo.

No tiene importancia el lugar que escojas, puede ser en casa en la cama o aparcada en el Bulevar del Ocaso, pero busca todo el nivel de intimidad que necesites para sentirte relajada y cachonda. Para el propósito de este libro, digamos que estás en un sofá. Estás con un hombre que le gusta y sabes que a él le apetecería una buena mamada en este momento.

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...

díselo a la miriápoda que engatuzó al pulpo, anda...

http://corazamar.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Mejor a tu puta madre

Anónimo dijo...

A la puta madre del bizco.

Anónimo dijo...

No, al bizco

Anónimo dijo...

Al bizco que se lo folle don Culito

Don Julito dijo...

Y luego te lo contamos por chat, para que te puedas hacer una paja como Dios manda

Anónimo dijo...

Cállate, imbécil