como los monos de gibraltar

domingo, 21 de agosto de 2011






5 comentarios:

Anónimo dijo...

Millana, no nos pongas a este carcamal

PacoclavelbarraDivine dijo...

María Felix!!!
Qué dicción tan "bizarre", qué timbre. Me fascina.

Anónimo dijo...

Comenta, baboso!

Anónimo dijo...

Hola, tengo 19 años y mi novia tiene 18, y hemos estado juntos por 1 año, la cosa es ke ya no siento lo mismo por ella y no quiero seguir con ella, pero se complican las cosas mas porke pertenecemos a una religion que tiene una regla que despues de tener relaciones sexuales con alguien, incitan a que se casen..y hablamos con su familia y estabamos de akuerdo a que no casen en 2 años para creceer y madurar, pero a plaso de un mes ya no quiero estar con ella. No se que debo hacer si seguir con ella y casarme para cumplir con mi palabra que di aunke no la quiera y esperar que la quiera e nuevo ya casados, o si decirle la vdd que ya no la quiero y que no quiero casarme con ella y echarme para tras en todo lo que le dije a su padre que yo iba corresponder a ella.
Ojala y me puedan ayudar con un consejo... gracias

Anónimo dijo...

Esto es una señora que va al ginecólogo para una revisión completa, y el doctor la tumba en la camilla abierta de patas en esto el doctor mete sus dedos índice y corazón hasta el fondo de...(bueno ya sabes, ¿no?) y comienza a investigar diciendo, bueno está algo inflamado y .....pero llama a teléfono, y el doctor con los dedos aún dentro contesta: - Sí, hola, !ah!, que tal Pedro, ¿todavía no sabes llegar a la consulta?- mira sigues todo recto la calle Serranos y luego giras a la derecha y recorres toda la rotonda, sí la rotonda, y subiendo está la consulta, vale nos vemos.Entonces cuelga el ginecólogo el teléfono y dice: - Ay!!! estos teléfonos móviles, ¿por dónde iba? y contesta la tía desvaneciéndose de gusto: - Por la rotonda, ahhhh, por la rotonda, uhhh.