como los monos de gibraltar

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Allende los Mares

3 de Mayo de 1493. El papa Alejandro VI promulga, en calidad de representante mediante la gracia de Dios y el poder que el segundo (como representado) le confiere en la tierra media, la primera bula Inter Caetera cuya misión no es más que transmitir la religión a través de las sagradas escrituras y demás patateces en lo que sería una especie de cruzada benigna en favor de los salvajes indígenas despelotados de las américas. Aquel sufrimiento, el del sometimiento, el de la mita, la encomienda y el yanaconazgo, el de las bulas posteriores que esquilmarían las américas de nativos como los atuneros a los atunes en los mares de la nuclear-friendly Japón, se vio reflejado en el extrañamiento y la alienación de los productos culturales del nuevo mundo; en palabras que a través del susurro, el llanto, el desencuentro amoroso, la subyugación sin atenuantes ante la pareja y el resquebrajo de la dignidad nos arrularían en días de lluvia. Por ello, por la carga histórica que conlleva, eximo a sus creadores, que no hacen más que transpasar ese material latente que a partir de hoy iremos entregando en sagas folletinescas en vuestro lugar de expiación favorito.

Quisiera aclarar, que, al contrario que mi compañera de campaña, la señorita Millana, o la hija de puta bollera, como le suelen llamar por esta pulpería, mi idea no es la de generar "cosica" en el oyente sino más bien concienciarlo de una manera más amena, para que se familiarice con el dolor y los acentos post-hispánicos, para que le extiendan un cleenex al cantante de turno o para que se conmocionen ante la pérdida de dignidad por un amor (a veces invocado otras exaltado, o ante las hipérboles vitamínicas o simplemente con las baladas y tonadas que le acercaran a un remanso de paz y redención cuasi-religiosa. O bien que se hundan en un puto infierno de glucosa y melaza, que los oximorones también abundan, como en los mares los tiburones.

Las temáticas a tocar serán variadas y las situaciones a veces les parecerán desopilantes como la política exterior francesa o las chicas licenciosas de los avisos de madrugada en los canales del mal. No se preocupen que en peores nos hemos visto, desde comer techos como hijosdeputa a emanar pestes que no entran en el umbral del olor. Desde mojones existenciales hasta amores puros como los piedrolos colombianos, aquí se verán (y oirán) por obra y gracia de nuestra herramienta predilecta: el youtube (con permiso de la imagen animada en loop y la estática, claro).

Acérquense y vean que el mundo del medio tiempo con tendencia al Ibex 35, la balada tristona, y el bolero arrebolado les harán pasar el rato. Y sufrir, pero solo un poquito y con deje de gustito, como cuando la falange se introduce en el sacrosanto templo pero sin permitir pasar a sus hermanitos del fondo, esos locos metacarpianos. Avisados quedan.

5 comentarios:

Millana dijo...

hola

Don Julito dijo...

Tereso: eres un fiera

Tereso dijo...

Soy una mentira, Julio.
Hola Millana, oye tú vas a ver John Maus? Me consigues una entrada de gratis para mí? Te lo pago en copas en cuanto pueda.

Millana dijo...

Lo intento y te comento.

Tereso dijo...

Gracias, majeta.