como los monos de gibraltar

domingo, 18 de septiembre de 2011

12 comentarios:

Walrus dijo...

Con a lo que nos tiene acostumbrados este tio, esta entrada me parece hasta naïf.

faibistes dijo...

La merienda es la comida más absurda del día. Yo me escaqueo de hacerla siempre que puedo.

Anónimo dijo...

Merendola de nabos es lo único a lo que puede aspirar un pegamita. Estas son fantasías pajilleras del bizco mongol.

Anónimo dijo...

Calla pesao

Macarrismo dijo...

La merienda es, a mi parecer, la única comida importante del día, pues es la única que no es realmente importante nutricionalmente y se realiza casi por puro ocio.

Tereso dijo...

pues a mi me parece de las más salteables, yo me meto mierda en el desayuno, y si es acompañado con alguna bebida espirituosa mejor.

Anónimo dijo...

la más salteable para adelgazar es la cena.

De Juana dijo...

así estoy yo, hecho un ghandi.

Render dijo...

¡Sí señor, Tereso! ¡Todos a favor de la tostada con Nutella sumergida en J&B o los Krispies con Bailey´s!

la vida es un huevo frito dijo...

El día en que la santa boba que dio la vida a RAMONSITO se entere de que con gran dedicación y esfuerzo su HIJASO ha llegado a ser bloguero lo contará a todas las vecinas del bloque, primero, y después querrá venir al Pegamín de visita.

Ese día sabrá que engendró a un pobre pajillero.

1977 dijo...

¿Dedicación y esfuerzo?

M. dijo...

Ante la imagen de esas tres suripantas con rosquillas glaseadas en los pezones aquí se acaba hablando de dietas y de krispies.

Ya semos europeos.