como los monos de gibraltar

sábado, 17 de septiembre de 2011

Coños

“Ser poderoso es como ser mujer, si tienes que decir que lo eres es que no lo eres”, dijo Margaret Thatcher, una persona que bien debió experimentar en su persona las implicaciones de la dicotomía hombre-mujer, ¿o soy la única que alguna vez ha sentido curiosidad por conocer el tamaño de su pene? Si a lo que nos referimos es a lo femenino, no me atrevería a referirme a él como el coño de Thatcher. Es una vagina, como la de la reina o la condesa de Alba. Recuerdo una vez que Ender, haciendo alusión al coño de tu madre, lo describía como un lugar poblado de terroristas que se inmolaban. La vagina de Thatcher no tiene habitantes, es más bien un caserón encantado. Si realizamos psicofonías podremos escuchar los gritos de William Wallace mientras era torturado o a Bobby Sands en su celda. Es posible también que Gadafi lo haya escogido como su escondite.
A todo esto, yo no he venido aquí a hablar de coños, lo he puesto en el título por captar audiencia. Pero bien podría hacerlo desde lo políticamente correcto por mi condición de mujer, ¿o no? (y con este “¿o no?” no estoy intentando despertar polémica, estoy cuestionando mi condición femenina, por no perder costumbre). Mis informantes, testigos presenciales, aseguran que Thatcher ovuló dos veces en su vida e inmediatamente después sufrió la depresión post coital. No. En serio. No sé si existe tal cosa como la hembra alfa, pero si la hay estoy segura de que ella fue un ejemplar. Y utilizamos el pasado porque está muerta, ¿no?
Volvamos a la afirmación del poder y la mujer. Trasladada al siglo XXI, se materializa en un ser: Condoleezza Rice, que además de ser Mujer y Poderosa, es un icono de belleza. O debido a ello. Si dudan mis palabras, puedo confirmar que el mismo Gadafi, disfrazado de cajero de los Supermercados Meca, desde la vagina de Thatcher, continúa coleccionando cromos de la ex secretaria bajo su cama, junto al paquete de kleenex. Y qué buena pareja hacen. En nombre de una futura humanidad imperial deberían casarse porque su mezcla de genes contiene las cantidades necesarias de uranio y plutonio para acabar con el planeta. Gadafi no podría haber hecho una mejor elección: nadie se rinde a los pies de semejante vagina, ni Jack Straw, ni Massimo D’Alema. Hasta el mismo Bush Jr le pedía permiso para ir al baño. Paradigma de la mujer de derechas, tan entera y perfumada, con el botox justo y necesario y desprendiendo fuerza, poder y good vibrations.
Berlusconi tenía razón cuando afirmaba que las mujeres de derechas son más guapas que las de izquierdas. Es una afirmación que todos pensábamos, pero que sólo Silvio se atreve a expresar porque es un hombre campechano y sin complejos y es curioso que a día de hoy este aforismo se haya convertido en un estereotipo. Y como todos los estereotipos tiene algo de razón. Las mujeres de izquierdas van despeinadas y tienen la piel como acartonada y mate y todas tienen un aire mustio, de miseria profunda, y sus coños están tan resecos que de ellos se puede extraer sal gorda. La prueba está en la serie de fotos del verano “ministra en bikini”.
Por otro lado, y ya que ha salido el tema de los estereotipos, también es cierto que las mujeres guapas, aún con chuminos de frutas del bosque, son profundamente estúpidas. Si bien yo soy partidaria del exterminio de los feos por una sociedad futura con buena planta, hay que reconocer que en determinadas circunstancias la inteligencia resulta útil. O eso dicen. Esperemos a ver lo que hace Condolezza con su vida y le deseo toda la suerte del mundo con su grupo revival de las Supremes.



Una de mis all time favourites es Ann Coulten, que saltó a la fama hace unos años cuando protagonizó Team America y ha roto los corasonsitos de hombres poderosos como Bob Guccione y Dinesh D’Souza. Su libro The church of liberalism está repleto de joyas que expresan alto y claro unas posturas super retrasadas mentales. Sus extremismos cristianos le resultarían radicales hasta al mismo Papa. Ann tiene para todos:

Sobre los judíos: “Deberían ser corregidos al cristianismo.” ¿Y por qué no al islamismo?

Sobre el sexo femenino: “Las mujeres deberían perder el derecho al voto, ya que por su culpa los demócratas ganaron las elecciones.” Espero que el antisufragismo sea la próxima corriente que el S XXI recupere.

Sobre los negros: “Nosotros los blancos no pensamos en vosotros. Creemos que sois inferiores, y estamos tan a gusto.” No, estamos demasiado ocupados pensando en cómo convertir a los judíos al islamismo.

Sobre los árabes: “Deberíamos invadir sus países, matar a sus líderes y convertirlos al cristianismo. No vamos a ser solo particulares al castigar solo a Hitler y sus oficiales.” No-no. Aqui hay para todos.

Sobre la relación entre radioactividad y cáncer: “Contamos con pruebas sustanciales que demuestran que el exceso de radiación es una vacuna contra el cáncer” A mí me gustaría demostrar esta teoría en su mismo coño.

Parrús atrufado y cuerpo de Elle McPherson, pero cerebro pequeñito. Mujeres de derechas antiabortistas están clasificadas en mi catalogación decimal interna en la misma sección que judíos nazis y gays homófobos. Pero eso da igual: la de litros de lefa vertidos en su imagen. Qué desperdicio, oigan, yo con ella organizaba una fiesta en el McDonalds.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Debemos de asumir de una puta vez que la imbecilidad no tiene raza, credo ni sexo. Y tú, Pussy, por poner un ejemplo claro, eres IMBÉCIL INTEGRAL. Y por ahí circulan tus fotos con vestimenta sadomaso, como una Scarlett Johansson cualquiera, como una choni de las que hay miles de fotos por internet, como un/una narcisista comepollas cualquiera.

El que este libre de culpa que tire la primera lefa...

Un saludo al esquizo de mierda que gobierna el blog con mano de hierro.

faibistes dijo...

Psicofonías. Son psicofonías

faibistes dijo...

Por lo demás, todo SÍ, eh.

Pussy Galore dijo...

Gracias, faibis. Eso es lo que pasa cuando escribes borracha.

Ladillo dijo...

La valenciana siempre ha tenido pinta de guarra, eso sí es verdad.

Tereso dijo...

A mi la Palin, me pone bastante hasta que abre la boquita, pero vaya, no ha sido nunca la ideología óbice para el consumamiento sexuaarl. Ni siquiera a la hora de hacerme pajas, que ya veo venir a rabiosito con su counter attack.

Triste dijo...

¿Y quién es el esquizo que gobierna el blog con mano de hierro? ¿Es soolitario el Mago de Oz?

Millana dijo...

Este post no lo he entendido y creo que tampoco quiero entenderlo. Aprovecho para saludaros a todos atentamente, sobre todo a Pussy.

Pussy Galore dijo...

Tereso, lo de Palin es para otro post aparte. Para muchos posts, la verdad.

No hay nada que entender, Millana. Saludos a ti tambien.

1977 dijo...

Hola.

Anónimo dijo...

Ya salió el puto bizco.

Pussy Galore dijo...

Hola 77!