como los monos de gibraltar

domingo, 10 de junio de 2012

Como a un santo dos pistolas: La ceja inglesa en el POP

Cejas tenemos todos. La mayoría de primates, de hecho, tienen cejas. También muchos mamíferos. España, sobre todo en tiempos pretéritos, ha sido un ecosistema para la ceja tupida, indómita y bravida. Ceja oscura, pilosa en extremo. Ceja recia. Uno examina cualquier documento gráfico de principios-mediados del siglo pasado y alucina con el paisanaje: señores con la cara pequeñita, como una medalla, cetrinos, malencarados, con el pómulo marcado por la desnutrición y con una frente en franca retirada ante el avance y conquista de una ceja hipertrofiada, hirsuta, tremenda, manierista y poco perfilada. Cejas king size, en negro sable, un motivo heráldico que nos habla de un fenotipo mediterráneo y que hermana, a unos dos centímetros por encima del ojo, a españoles, italianos, griegos, turcos y magrebíes.
La ceja, mal que les pese a estilistas, está ahí de rompeolas de la sudorina y para dar proteger de la fuerte radiación solar que castiga a los países más susceptibles de ser rescatados por el BCE. Esto, no deja de ser adaptación al medio y hasta aquí todo es comprensible. Pero, entonces, ¿por qué en la pérfida Albión, el personal tiene esas cejas de teleñeco? ¿cómo es posible que en esas frías latitudes, en esas brumas, con esas pelonas que caen, el nevazo perpetuo, el sirimiri non stop y la ausencia de sol casi endémica la población tenga esas cejas como de velcro enmarcando traidores ojos verdes y mentideiros ojos azules en lugar de, como sería menester, proteger los nuestros, los negros y acastañados, más firmes y verdadeiros?
Veamos unos ejemplos entre el mainstream musical y caricato, asumiendo que, si estos que son de morro fino, tienen perras y una cierta sensibilidad, llevan dos cepillos de raíces coronando el ojo, que no pasará con los honrados campesinos del agro británico que pugnan con la tierra helada para arrancarle tres patatas guarras y dos berzas tiesas con las que elaboran esas snuff movies que ellos llaman comida típica.


 

Morrissey. Atormentado, ambigüo, lírico, sensiblón. Una generación entera consumíamos con fervor todo lo que regurgitaba este señor. Adaptábamos nuestros mediterráneos rizos a su tupé dallesandriano y nuestros hirsutos torsos pícnicos a la camisa de flores de Zara. Los más lanzados llevaban gafota sin graduar y lirios en la mano. Eso sí, la ceja se obviaba, claro.





Biff Byford. Sí, todos los ingleses mayores de 50 años tienen cara de vieja pelleja. En efecto. Pero Byford, cantante de los sensacionales, y nunca suficientemente bien ponderados,  Saxon, parece una Baba Yaga de cuento tétrico. Cejas que parecen de mentira y que se antojan suaves y foscas, como de pelo de conejo o de chinchilla. Siempre he creído que la tendencia al legging superslim para marcar nabo era una manera de desviar la atención de su rostro.




Los hermanos Gallagher. Quizás un poco más el (más) voceras que el de la guitarrita pero esta familia es una cosa tremenda. Parecen neaderthales con parka y el pelito de Steve Marriott. Últimamente parece que su estilista les recorta la gran barrera de coral piloso que parte en dos el océano de sus frentes pero en tiempos de sus primeros discos eran como El Koala en plan macarra y quedón. Algún emigrante italiano debió arribar a Manchester y darle zapatilla a alguna tía abuela suya porque esas barbazas tan cerradas y esa ceja única de pulgada y pico no son de buen mancuniano.


Para muestra, tres botones. Pero, ahora, en los comments, os invito a citar esa miríada de ejemplos que ahora mismo os atorra. Porque no todo lo brit es Jarvis Cocker o Justine Frischman. Porque hay cuatro Mark E. Smith o cuatro Damon Albarn por cada Alex Turner ensayando para mostrar sus erizadas cejas en el NME.

48 comentarios:

paca dijo...

Gua! Julito usted debía ser el terror del patio del colegio.

Cejudos hay por todas las partes de la historia británica, pero lo verdaderamente perturbador es la falta total de ceja.

Y me parece que hay más de una y de dos que telita.

Observando al guirerío por aquí me impactan más esas cejas que empiezan clarísmas y luego oscurecen, dan una sensación como de ceja que levita.

Don Julito dijo...

La ceja mágica :P

priest dijo...

Jajaja
Lo de Byford es un canteo, realmente

Triste dijo...

La ceja abundante viste mucho. Mirad a Scorsese.

Don Julito dijo...

Joder...Scorsese parece un Mentat

Tereso dijo...

Muy bueno Julito. A mi la ceja poblada femenina me pone mogollón, como esas féminas indis y pakis que abundan en la isla. Creo, que en cierto modo, avisan de una posible selva pilosa en la parte media-baja del cuerpo. Y es ahí donde babeo amor.

paca dijo...

jjj babea amor.

muy bueno, Don Julito.

Tereso dijo...

Por cierto, creo que habíamos hablado en su momento de la ceja del cantante de The Monochrome Set, y en aquel entonces, la que babeaba amor era nuestra querida diosa insular sicalíptica.

Don Julito dijo...

A Paca dale ceja y gofio y déjale morir tranquila

paca dijo...

Pues claro, A mi me va el pelo, en general.
El gofio en escaldón...

Tereso dijo...

lo increíble es que recuerde estas chorradas y que no pueda siquiera enarbolar en mi cabesita cosas bastante más importantes. igual es que los valoro más de lo que debería.

Don Julito dijo...

Eso es muy bonito...y muy práctico...que para tí, en un momento dado, es mejor saber que le pone burra a la Paca que no el año en que murió George Bernard Shaw

priest dijo...

A mi me espera una madurez con cejas de estas, por cierto.

Anónimo dijo...

B

Anónimo dijo...

A

Anónimo dijo...

B

Anónimo dijo...

O

Anónimo dijo...

S

Anónimo dijo...

O

Anónimo dijo...

S

Don Julito dijo...

V

Don Julito dijo...

A

Don Julito dijo...

C

paca dijo...

jajaja.

Saber lo que me pone a mí es algo que no tiene ninguna relevancia.

En cambio lo de George, te sirve para saber y ganar, que te dan dinero por saber cosas así. Y además te vas sonreído por Jordi Hurtado, que es un plus.

Tereso dijo...

Sí, a veces me siento un poco el Ireneo "el memorioso" Funes de tez oscura.

Anónimo dijo...

Y tu puta madre, acuérdate.

Frutos Secos Borges dijo...

Recuerdo, no obstante, cada una de las caras de relamida de la tuya, en cada una de las milyuna de posiciones en las que se constituía en la puta más soberbia del barrio. La eternidad, por cierto, tiene una vertiente angustiosa y es que ninguna acción puede llegar completarse nunca, pues el tiempo discurre en un no parar. Si hubiera algún momento que se repitiera durante toda la eternidad una y otra vez, elegiría ese instante en que tu madre se mete mi renegrida polla en su boca una y otra vez, como una secuencia y loop de aquello que nunca va a terminar, como vestigio único de que tu madre es la más puta de todas, pues nunca va a terminar de felarme el nabo.

Walter Thomas dijo...

Se nota que hace calor ya.

Don Julito dijo...

Sí, está cambiando el tiempo...sí

y, esta señora...sigue en activo?

Anónimo dijo...

http://tinyurl.com/7g77f8z

Anónimo dijo...

putos

Don Julito dijo...

pues está bien buena...qué hará con un menda con ese rabito semejante supervixen

Anónimo dijo...

El camino se torna a veces cuesta arriba, otras veces es llano y es fácil de andar, pero sigo mis pasos a pesar del cansancio con mas fortaleza que nunca.
He sorteado peligros, he tropezado, he caído, pero viendo la distancia que he avanzado me doy cuenta que la fuerza y la valentía han estado conmigo cuando ha sido necesario.
Hay piedras chicas, otras mas grandes, las hay claro, de todos los tamaños y variedades, las grandes exigen un mayor esfuerzo apartarlas del camino, tanto que en algunas ocasiones es inevitable la caída.
Cuando esto sucede me levanto, me sacudo el polvo, no aplico ungüento a la herida, para que? Solo el tiempo logra el alivio, una especie de sedante que cura el dolor, mas el olvido...el olvido no existe, pero si una gran verdad, cada caída te hace mas fuerte.
Hoy he descubierto que soy una gran mujer, fuerte, valiente, una mujer que ya no teme a la oscuridad del camino, porque se que todo pasa, que después de la tormenta, sale el sol, y que cada lágrima es un centímetro mas a mi crecimiento como ser humano, que si logro asimilar correctamente la lección, que si logro escuchar lo que Dios trata de decirme en cada una de ellas, crecerá enormemente en mi la grandeza y el valor de ser mujer

Ministerio de la Verdad dijo...

que estás fuerte? seguro que eres una puta sílfide.

Anónimo dijo...

tu puta madre

Anónimo dijo...

goooorda!!!

Anónimo dijo...

Todo ladrón se piensa de que todos son de su condición

Anónimo dijo...

Todo hijo de la gran puta piensa que las demás madres son unas putas revenidas.

Anónimo dijo...

La tuya lo es. Sin duda.

Burundanga y Vudú dijo...

Hoy he visto un espécimen español, con su carita colorada y regordeta de campo, con un estilismo cejil inaudito, el menda se había depilado sus indudables pobladas cejas al estilo Fu Manchú, con un arco de malo malísimo que contrastaba con su cara de bueno pero tontico más preocupado por morcillas y longanizas que en organizar una organización secreta que controle al mundo.

Don Julito dijo...

Como Zapatero, vaya...de Nenuco From Hell

Anónimo dijo...

Fracasados!

Don Julito dijo...

VAF

priest dijo...

jajajaja

Anónimo dijo...

mongolo!!

Anónimo dijo...

No, hombre, el mongolo vive aquí:

http://enplanpegamin.tumblr.com/

Anónimo dijo...

Mancuniano, me la coges con la mano

Anónimo dijo...

Julis, Julis, que tu puta madre sigue en activo, do not wuarry, digo worry!!!!