como los monos de gibraltar

miércoles, 21 de noviembre de 2012



En estos tiempos conciliares y de desvarío estético viene bien un poco de AOR para serenar el espíritu.
Siempre que oigo gente hablar en catalán me río porque me recuerdan a los venga monjas.