como los monos de gibraltar

domingo, 4 de noviembre de 2012

Un payo robot japones

Estuve ayer en una cosa llamada Japarade, y antes de que comenzara la inauguración de la exposición, un payo robot japonés vestido de croqueta amarilla y subido a un pequeño camión, pinchaba algo así como música electrónica mientras decía palabras en japonés con un vocoder.
Obviamente, pensé en Ender y grabé un par de videos cortos donde no se ve un carajo pero que valen para hacerse a la idea de la tormenta sónica que tuvo lugar entre la gente vestida de pulpo y de galleta gigante que haciamos las veces de público.

video


video

10 comentarios:

Millana dijo...

Venga, Priesito, no insultes a mi protegido, que el Payo Robot no es un Pepino chiptunero, ojo y cuidado. http://www.pepinismo.net/tag/pepino/

paca dijo...

Sr. Priest qué sitios tiene esa ciudad, es como si no se acabasen nunca los saraos.

Ender dijo...

Gracias por preservar mi honor, Millana, pero hay un pequeño problema porque en realidad sí que tengo por ahí una gameboy y un cartucho con el LSDJ. No pensaba incluirla en el set, de todas maneras luego te paso el inventario de maquinitas que hay por casa para que me taches de la lista aquellas que puedan suponer un riesgo para mi carrera artística.

Millana dijo...

No, perdona tu mi exceso de celo, quizás me pase pero es que no puedo tolerar que se compare un aerolito con un planeta.

priest dijo...

Siempre es lo mismo, en cuanto se meten los managers por medio, el trato directo con los artistas se vuelve imposible.

Ender dijo...

Tú como público dirás lo que quieras pero yo estoy admirado por la maestría que ha demostrado para gestionar mi ego

priest dijo...

Jajaja, es una manager clásica; te tiene contento con fruslerias; unos halagos, unas grupis, drogas variadas y mientras te roba a manos llenas. CUIDAO!

priest dijo...

Y Paca, si, hay muchas cosas para hacer, pero por ejemplo, la galería era bastante jena. Tenían también comida japo a 2 euros y medio, pero no me gustó mucho.

Tere dijo...

La intro podía derivar en algo tropical y divertido, ojo. Lo que pasa es que en doce segundos sacar una conclusión es de absoluto esnobismo. Aunque los managers, es verdad, sabéis bien donde poner la bala.

Anónimo dijo...

madridarena