como los monos de gibraltar

sábado, 31 de octubre de 2009

MGMT - Destrokk

6 comentarios:

Superwoobinda dijo...

Todos unos adalides en su día de una estética colorinchis nu-rave pero grimosamente new age y de glam mal digerido, las pintas claro. Musicalmente a mi siempre me han parecido muy discretitos, y como no me gustan mucho, no los escucho mucho, y tampoco tengo mucho que decir.

Don Julito dijo...

Bueno, que no están mal...ni pa perder el sueño ni para no meter un par de temas en mis fabulosos recopilatorios, inspirados en Ender, "Música para montar en pony", que, a día de hoy, alcanzan, aprox, el número de 60 y pico y que tanto nos ha hecho bailar en el curro

PacoclavelbarraDivine dijo...

Jajaja Pues como a mi me mola montar en pony cantidad...
A mi estos señores me parecen unos misticos de pacotilla que hacen algo exageradamente naïf, cosa que me priva.
Es como contamplar un documental de esos de naturaleza sobre la vida y costumbres del discreto hijo "listo" y "sensible" de la familia medio burguesa americana surgida del torbellino de los 70

Superwoobinda dijo...

Pero no cree usted que esto son hijos ya de los 80, que reniegan de aquello (por aquello de llevar la contraria a la autoridad), abrazando la Rave que veían de niños y el Pysch idealizado con lisergia. Aunque en el fondo hayan sido amamantados por faldas de bailarina de Cyndi Lauper mientras sonaba el Gold de Spandau Balllet en el loro del Chrysler de su viejo.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Jajaja si hijos de los 80 son (ellos concretamente son unos pipioliyos). "Revindican" una mística del absurdo psicodélico, y se niegan a aceptar la etiqueta de ravers.
Eso es como todo, la New Rave como etiqueta es una cosa malísima y buenísima porque es como un cajón desastre que acerca géneros entre si.
Muchos de los grupos de la escena new rave no aceptan la etiqueta, como ejemplo los klaxons, que mira que se han hartado los medios especializados de decir a los 4 vientos que si son los renovadores que si plin que si plan, y ellos se caracterizan a si mismos como pop psicodélico progresivo. Por mucho homenaje que hagan al rave noventero.

Volviendo a MGMT, Los sencillos de Oracular spectacular están bastante bien para la edad y el contexto en el que se han desarrollado estos pavos, Kids, o the youth me parecen temas como ya he dicho muy pueriles, redundantes, exageradamente naïf, pero también lo bastante tremendos para conseguir emocionarme.
No sé si es porque me gustan las cosas plásticas, falsas desencajadas.

Superwoobinda dijo...

No, si musicalmente a mi me parece que hacen synthpop de toda la vida pero en saturado. Su acercamiento a la rave, me refiero no desde la etiqueta finita que surgió hace dos días, sino en el sentido de la rave mística, aquella de la comunión con la tierra, la roña y la dronja que se hacía en lugares itinerantes de los bosques británicos, y que bebía también mucho de éste hipismo psych que venden ahora.