como los monos de gibraltar

jueves, 11 de febrero de 2010

Hoy presentamos; el amor pegamin.

34 comentarios:

césar millán dijo...

la gata paca y el perrito enano, con ese pronto, qué metafórico

ay, señor, señor dijo...

ja, ja, ja, la reacción del perrico ha sido un "que corra el aire" total

Anónimo dijo...

Qué desagradables son los momentos cobra, sí.

Anónimo dijo...

Puro amor Pegamin: http://www.youtube.com/watch?v=iHyHZJZNPBU&feature=related

(Dedicado especialmente a Don Julito, que me consta su amor por la laureada.)

PacoclavelbarraDivine dijo...

Claramente Sra. o Sr. Anónimo, su aportación es vivamente pegamin...

Momentos cobra, se refiere a las serpientes o al personaje?

Anónimo dijo...

Me refiero a esos momentos de aproximación en que no compartimos las intenciones del sujeto que nos acompaña y debemos retirarnos con cierta cortesía, Doña Paca.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Ahh, jajaja, pero las cobras son bruscas. Una hubiera dicho; marcha del caracol, o bien; retirada cangrejo...

Anónimo dijo...

Me gusta lo de retirada cangrejo: la anoto con su permiso.

Don Julito dijo...

Anónimo amigo: te agradezco el gesto pero se me ha puesto mal cuerpo con Maruja y sus caniches cachondos

Don Julito dijo...

Abundando en el tema cobra, y en la retirada cangrejo...os habéis dado cuenta de que el tema del tomateo es casi como una escuela de kung-fu??

Dar cera, pulir cera dijo...

Doña Paca, el momento o maniobra cobra se caracteriza porque la presa o víctima arquea su cuerpo hacia atrás cuando el panoli intenta meter morro. El resultado es cómico y triste a partes iguales.

Anónimo dijo...

Cómico para el que se retira, y para el sujeto al que se le retiran (si éste tiene sentido del humor), porque vamos, debe hundir en la miseria más infecta...

Anónimo dijo...

No se merecen, sabía que le gustaría, Sr. Julito.

Y sí, es cierto, es curioso como algunos siguen unos procederes tan poco originales ,e idénticas pautas ,para medrar en el mundo del colorín y aparecer en el programa de Jordi González de turno.

Millana dijo...

Ay que cuqui todo.

arsene dijo...

guarra cerda puta no vuelvas por aqui

Anónimo dijo...

Pero qué es eso de insultar a una Sta., y más con faltas, cutre.

Haciendo Amig@s dijo...

Hacer amigos y amigas es lo nuestro. Pero en plan Club de la Lucha, de quedar en internet para darnos estopa.

el señor de las bestias dijo...

a ver, millana bonita, ¿qué le has hecho al perrico arsene?

PacoclavelbarraDivine dijo...

Verdad que sí Ms. Millana...
Una, expandiendo la cuquez!!

1977 dijo...

El zoom final al gato es magistral.

Anónimo dijo...

Se parece a un perro que tenían unos vecinos: le daban ataques epilépticos para solventarlo había que endiñarle una lavativa. Daba muy mal rollito.

el último hombre dijo...

¿a "que corra el aire" ahora le llaman epilepsia? no, si al final, acabará por ser delito

PacoclavelbarraDivine dijo...

Encierra tanta connotación posible ese "que corra el aire..."

fuckolt dijo...

REPRESIONES SIN CUENTO, A ESE PERRICO HAY QUE DECONSTRUIL-LO

Anónimo dijo...

Hombre, si nos ponemos puntillosos, el salto podría perfectamente haber sido provocado por un ataque epiléptico; ahora bien, yo hablaba de parecido físico. Perro-rata, vamos.

ano samboal dijo...

ese perrillo es nervioso como jerman tersch

PacoclavelbarraDivine dijo...

Sr. fuckolt, le recuerdo que la deconstrucción es derridiana...
sobre epilepsia y lavativas, no cree que el perro podría ser clismafílico...

a eso jugaban muchos dijo...

empezando por ese alemán impoasible de leer en el metro que se deconstruyó en un bigote colectivo, un pueblo que aplaude, un dedo que indica, un bigote para todos

don froido dijo...

impoasible, me encanta ese gazapo

PacoclavelbarraDivine dijo...

Si jugaban muchos, y es verdad que en algunos momentos se dan aires de familia entre ellos, pero la deconstrucción como una forma de hermenéutica de textos es algo propiamente derridiano. Foucault se inclinaba especialmente por la crítica histórica. El hacía algo que llamó arqueología del saber...

Anónimo dijo...

Yo creo que el perro se autolesionó cerebralmente para no convivir con ese nombre que le pusieron: Poppy o Poppie, a saber; recuerdo que en una boda familiar le pusieron pajarita incluso. El pobre siempre se me acercaba en ademán de empatía, con sus ojos tristes, preguntándose ¿Por qué a mi?, parecía buscar comprensión.

Anónimo dijo...

tortura para regalar al niño ramó en el día de su santo: como al druggo alex, atarlo a una silla, pegarle los párpados con cello y obligarle a leer en ebook las oocc de heidegger, mejor en alemán y con letra cuanto más gótica mejor

Anónimo dijo...

En fondo blanco con letras rojas, o similares.

Anónimo dijo...

y luego va y lo casca