como los monos de gibraltar

sábado, 26 de junio de 2010

Noche de Sábado

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Me está cayendo una buena.......

Anónimo triste dijo...

Pues muy bien traído, Haciendo amigos. Porque me ha calado usted a la perfección y cuando hay ingenio hay que reconocerlo , aunque la historia tenga su poso amargo.

Será cosa de esas sincronicidades de las que hablaba Jung, pero ¡cuántos recuerdos me trae este vídeo! Y es que yo me he pasado muchas noches de sábado víendo cabarets por la tele como este que canta la Faltoyano.
A veces llegaba la noche de sábado y aunque estaba yo en Madrid y era un estudiante que se tenía que comer la vida (y con una tersura que ahora la quisiera), pues me quedaba con algún compañero viendo la tele. "Noche de fiesta" se llamaba el programa que daban entonces, el de José Luis Moreno. Y nada, que cuando se comentaban los planes para la noche había sornas: "¿Qué, esta noche, Noche de Fiesta, no?" Y así era.

No me importaba mucho, porque yo disfrutaba de un rico mundo interior, como ya he dicho, y gozaba de los placeres de la tertulia y hasta de la introspección pura, cuando se me apetecía la soledad, pero lo cierto es que dejaba su poso amargo.
Porque buscaba uno algo que lo elevara y le ponían en la tele esa cosa de brillos y muslamentas, que era como un recordatorio doloroso y burdo de la libido rampante. No sé si esto también habrá influído decisivamente en mi sexualidad, pero recuerdo como si fuera ayer las recuas de jacas en bikini y con tacones, que estaban hermosas, no cabe duda, pero que le dejaban a uno triste como una paja mal hecha. Y luego salían unos Dareks, pero mucho más gañanes que Darek, dónde va a parar, que ya daban un poco de asco, por la pinta de tontos, más que nada.

La que sí me venía gustando es la miss España, aunque creo que hubo varías, que estaba de toma pan y moja. Lo que pasa es que esos modelos eróticos no dejaban de dejarme, como diría yo, una sensación culpable, un olor a pueblo y establo que me estropeó a mí todos mis sueños cosmopolitas. (Aunque juro que a clubes de carreteras nunca he ido.)

P.D. Y que esté escribiendo esto yo aquí una noche de sábado es casualidad muy interesante, aunque tenga su poso amargo.

1977 dijo...

No estaba buena ni ná.

Anónimo dijo...

¿Dije piedras en los bolsillos? Llego ahora de vivir "La noche de sábado" y voy a ponerlas en los míos después de haber leído el comentario...

Anónimo dijo...

Amor, el de la portada se parece a ti

Anónimo triste dijo...

Sabía yo que el señor 1977 iba a apreciar la belleza de la Faltoyano, porque si algo ha demostrado es el eclecticismo de sus querencias. Como a Don Juan, tanto le dan palacios, que claustros, que cobertizos; tanto ninfas, que señoras que mujerzuelas.

Otra actriz de la misma generación que también le gustará, y que fue mito erótico de mi infancia, es Carmen Elías. Y a lo mejor también le gusta a Don Julito, que las prefiere con poso.

Anónimo dijo...

Solamente aquel que sabe perdonar una ofensa sabe "amar".

Juventudes Pegamitas dijo...

un poco estrábica ésta. Yo es que soy de la Pavone...

1977 dijo...

Carmen Elías, POR SUPUESTO.

Anónimo dijo...

La flor de mi secreto.

Anónimo dijo...

Y qué buena dicción tiene la Carme...Si es que, por algo os damos asco los catalanes, raza superior.

Anónimo triste dijo...

Pues precisamente, amiga anónima, a mí me estimula mucho esa cosa catalana que tiene, esa finura barcelonesa, que la ves con un trapito sobre las tetas, sin bragas ni sujetador y sigue estando elegantísima.

Muy alto apuntaba yo cuando de niño me marqué esos ideales. En fin, ahora soy más estabulario.

Don Julito dijo...

Sí, Carmen Elías estaba muy potente...y mi debilidad siempre ha sido Silvia Munt, con esa voz con puntito ronco y esa pinta de folladora de la gauche divine

Anónimo dijo...

Mentalista

Anónimo triste dijo...

Que no decaiga la cosa y seguid comentando gachís divinas de esas que dice Don Julito, que me alegráis la tarde.

1977 dijo...

La más divine era Teresa Gimpera.

llegó el cheriff!!! dijo...

Putos necrofílicos

Dr. Huysmans dijo...

Jolín, Anónimo triste, con esa descripción del sábado noche me has dejado palarrastre...