como los monos de gibraltar

domingo, 5 de septiembre de 2010

Iconos pegamin: Ella baila sola en el Wurlitzer

Si, como yo, eres un Don Nadie en el mundo de la noche, lo más probable es que para entrar en el Wurlitzer o bien te armes de paciencia y esperes la cola de la izquierda o bien estés a las 2:30 fichando como un campeón para entrar directamente.

En cualquiera de los casos, nada más entrar tienes un 90% de posibilidades de encontrarte en el escenario a esta simpática rockera que, encuerada hasta las cejas, siempre está sonriendo con una copa en la mano y los focos dándole en la cara.

Cómo aguanta el tremendo calor que hace ahí y cómo es capaz de pasar horas y horas sin prácticamente hablar con nadie, simplemente mirando a la parroquia desde su atalaya, es algo que se me escapa.

He visto a muchos tíos entrarla pero siempre con el mismo resultado negativo. Sin perder su eterna sonrisa o pasa de ellos o le dices que ella está ahí para bailar.

En la oscuridad de la noche, su presencia es un mensaje de esperanza.

18 comentarios:

Tereso dijo...

Hace bastante que no voy al Wurli (como dicen algunas amigas del feisbuc). Creo que es porque es un garito mainstream luego de que su dueño, ex-poseedor de aquel templo del power pop y otras músicas populares llamado Morgenstern lo vendiera a la diva de los platós televisivos Tamara que me acabo de enterar se llama Yurena ahora. Allí uno era siempre tratado como un Santo Varón de la Pulpería. Oye Alvaro, ¿me puedes poner a Eddie & The Hot Rods? Y sonaba a los dos minutos Do anything you wanna do y otros himnos totémicos que mantenían al público encendido hasta las 5 de la mañana aunque a las tres ya cerraba puertas afuera para descanso y paz del vecino malasañero.

En el Wurlitzer Ballroom te saluda un gorila (si lo hace) leyéndote tu carta de derechos y deberes primero, luego pasas a la barra y el alcohol no puede ser más malo. Lo piensas dos veces, haces retrospectiva hepática y te pides una cerveza, pero a mi me gusta tomarme un gin tonic carajo. ¿Cómo que me tengo que pedir una cerveza? Afuera unas colas como de INEM a las 9 de la mañana de un lunes y dentro mucho calor. Eso sí, nunca vi a la sonrisa cautivadora que cautiva Madrid, quizás su avistamiento me indujera a cambiar por completo mi opinión sobre esta nueva sinagoga de la juventud madrileña.

play it again, feldespato dijo...

la mezcla del texto melancólico, casi aor, con la foto de la queen, aún más melancólica, le da al todo un sabor a anónimo triste que demuestra cómo este recién llegado está calando en vuestras neuronas y modales

Alejandro Spence dijo...

querrás decir: ooaaarrrrrl

Anónimo triste dijo...

La imagen de la mujer bailando sola bajo las luces me ha gustado. Siempre hay una así.

Recomiendo la canción En cualquier fiesta, de El Zurdo, que me ha venido ahora a la cabeza.

Don Julito dijo...

A mí me ha recordado a un post del antiguo pegamin, donde fruno y yo hablábamos sobre una menda que paraba en el No Fun, calcadita a Ana Curra, con pelos de brujita punk, y grandes ojos verdes, que casi no pestañeaba...se la podía ver o sola bailando o llorando lánguidamente en una pared...no solía hablar con casi nadie...era muy enigmática...no será la misma???

Tereso dijo...

No creo, aunque Triste es el que ha ido últimamente y no da una descripción física detallada. Me da que debe ser una versión remozada de la misma. Joder, vaya banda en el No Fun y qué bueno aquel post.

Millana dijo...

¿Es esa tia morena de pelo cardado a lo B-52's?

¡Ay, triste, En Cualquier Fiesta, que bonita!

Millana dijo...

¿Es esa tia morena de pelo cardado a lo B-52's?

¡Ay, triste, En Cualquier Fiesta, que bonita!

priest dijo...

Julito, eres un puto crack. He mirado un par de fotos de ana curra y se parece un huevo. Casi seguro que es la misma.

perverso endecasílabo dijo...

a mí que me pone la reina... qué cosas

Don Julito dijo...

Sí, Millana, esa misma es...y, con esas coordenadas, Priest, casi seguro que era ella, la reina de la melancolía y de la bajona vital...debe estar ya talludita

yo creo que es la muerta de la curva versión garito de malasaña y que cualquier día te va a decir: "en ese rincón del bar morí yo atragantada por unos ganchitos"

priest dijo...

Tereso, estoy abierto a sugerencias pero de verdad que no se me ocurren muchas alternativas para estar hasta las 6 en un garito de rock (no de heavy) sin tener que pagar para entrar. Y además hay bastantes chicas y es RELATIVAMENTE (nótese las mayúsculas) fácil ligar.

Jane Doe dijo...

La Ofrenda Rock hasta las 6.

(Lo siento, estoy tan condicionada que si leo "rock" y "hasta las 6" salto como un bot de Twitter)

1977 dijo...

Estoy contigo, Julito, fijo que La Cramp es un fantasma. O una cenobita.

Don Julito dijo...

Te fijaste, Ramón, que la colega no parpadeaba? estaba siempre con el mol en la mano enguantada en mitón de encaje o cuero, apoyada en la pared y te miraba fijo, fijo, como un gato, impasible el ademán
y tú la mirabas y ella, dale, fija, como una muerta
y al rato echabas un ojo y la colega fija, ahí, mironeando

luego ya mirabas y, como decía Fruno, estaba sollozando, tó trágica, su mal de amores o acordándose de la muete de Steve Bators o vete tú a saber

o sea...que sigue en el Wurlitzer? pues un día nos vamos pallá y le hacemos una entrevista...y le llevamos un bocata de algo ,que la recuerdo un tanto escuálida, como que la venían muy bien un par de comuniones de pueblo con su corderito, sus endivias tres salsas y su ajoblanco

priest dijo...

No está escuálida en absoluto. Y no la estoy llamando gorda :/

Don Julito dijo...

Reventona, entonces

Tereso dijo...

Ya, es verdad que la oferta es nula, además las colas esas tb tienen su qué. Esos chinos que refrigeran las cervezas en la basura o debajo de una cartón otrora manta del deshauciado. Lo de ligar ya no sé. Generalmente voy cocidísimo antes de entrar (normal, con esas colas cualquiera se aguanta a sacar la petaca)y no me entero de nada. La última vez que fui, asistí a un concierto, hará cosa de unos meses y la persona que se me acercó era un gay. Después alguien me presentó a una dwarf y a una foca. Comprenderás mi decepción.