como los monos de gibraltar

miércoles, 6 de octubre de 2010

33 comentarios:

ramó en su rama dijo...

ese es mi ramó

1977 dijo...

Keep them in line, amiguitos, o se os suben a la chepa. Las muy hijas de puta.

Don Julito dijo...

RAmón, quiero que sepas que estoy muy orgulloso de tu madurez y de cómo te lo has tomado todo y tal

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Ramón, te queremos.

Haciendo Amig@s dijo...

El amor está en el aire.

Anónimo triste dijo...

Julito, tu alguna vez tienes que dar charlas paternalistas a los interinos y tal, ¿no? Se te notal.

Anónimo dijo...

En las tribus pone hombres agobiados y solo se ve uno.
Qué poco temple tienes!!!!

Anónimo triste dijo...

Buah, es que es el pavisoso de K.Reeves.

Anónimo dijo...

K. Reeves fue mojabragas de las que ahora no las pueden mojar, años ha. Luego vino su decadencia cinematográfica, y amorosa, que tiene un historial que para qué. Murió el tal River Phoenix, del que se dice eran íntimos, murió una con la que se enrolló y tuvo una hija en la sombra, en fin, que está maldito, como la Pantoja.

Infra dijo...

Para vidas ejemplares Pegamin, el enano de las portadas de los Dwarves. Qué Dios le bendiga, donde quiera que esté.

Al Reeves la dao la bajona, de pensar en su goodfella Swayze. Cada vez que 77 se pira, un "No sabéis cuánto amor me llevo" emana en un susurro.

Anónimo dijo...

Soplaculos!!!!!

Anónimo dijo...

Frase mágica, no te jode

un gongorino dijo...

"Soplaculos!!!!!"

se dice Eolo

Haciendo Amig@s dijo...

Ya se nota una nueva sensibilidad en el Pegamín, un sutil toque femenino, un nuevo nivel más elevado en la expresión y los contenidos...

Mañana toca una entrega del sexonomicón. Está claro.

Anónimo dijo...

No

Anónimo dijo...

Cuatro dioses menores del viento aparecen en unas pocas fuentes antiguas, tales como la Torre de los Vientos en Atenas. Originalmente, como atestiguan las obra de Hesíodo y Homero, estos cuatro dioses menores eran los Anemoi Thuellai (Άνεμοι θύελλαι, ‘vientos de tempestad’), demonios malvados y violentos creados por el monstruoso Tifón, equivalentes masculinos de las arpías, a las que también se llamaba thuellai. Estos eran los vientos que Eolo guardaba en sus establos: los otros cuatro Anemoi «celestiales» no permanecían encerrados.

Anónimo dijo...

Joder...

Haciendo Amig@s dijo...

Sí, sí. Eso digo yo.

hole dijo...

Donjul, después de la Clemen, ya estás maduro para mí. Te ví a dejarrr seco. Y luego me quedaré con tus bienes terrenales. Vas a saber lo que es una Viuda Negra, no la de la Marvel.

PacoclavelbarraDivine dijo...

El Sr. Reeves, es como dice el Sr. Triste, un pavisoso. Pero así con barba y desmejorado tiene un polvo. Se dice que hará de Spike Spiegel... A quien se le habrá ocurrido semejante idea...
Ahh cuando paca era joven(aún solo un pequeño forúnculo) y vio mi Idaho privado...

Jane Doe dijo...

Ay ese Idaho privado...ay River! Qué trauma pasamos todas las chavalas de los 90 cuando se murió y luego cuando nos dimos cuenta de que su hermano era aún mejor, primero esa sensación de traición, de la pasión oculta, de sentirte atraída por un labio leporino....
Keanu Reeves produce somnolencia.

Tereso welcome a Pegamin. Nos quedamos 4 en los comentarios...

Tereso dijo...

Qué adecuado lo del wind en estos comentarios, sobre todo teniendo en cuenta que vivo frente a la cuna de la Aviación Española.

El último comentarista dijo...

Él Pegamin, el único blog que tiene más colaboradores que comentaristas.

Anónimo triste dijo...

¿El único? En la mayoría de blogs no comenta ni el tato.

anónimo tato dijo...

¿mande?

Tato dijo...

una vez vi llegar a 101 el contador de comentarios (y era período estival)

Anónimo dijo...

Pues yo veo a Keanu en una librería y no me pasaría desapercibido, soso o no...

Anónimo triste dijo...

el Fary tampoco pasaba inadvertido en una librería.

Don Julito dijo...

El Fary entraría a una librería equivocado, pensando que era una cafetería moderna o algo

ilustrando a la plebe dijo...

y le jincaría la piñata a umberto eco creyendo que era un mac whopper de cinco pisos

Tereso dijo...

Hace un año o dos, en la librería Méndez que queda cerca del metro Ibiza, un señorial Butragueño (sí el ex-jugador devenido parte instituional del Real Madrid) le recomendaba a una señora que lea Sidharta, que era un gran libro de exploración personal decía él. La señora le pidió que se lo firme y allí, en la primera página, estampó su pico ganchudo el buitre.

Luego volví a pasar por la librería y ya no estaba. Qué desilusión la de aquel día.

Anónimo triste dijo...

Butragueño tenía una especie de poso zen, ya desde que era un chaval y jugaba en el Castilla.