como los monos de gibraltar

viernes, 15 de octubre de 2010

Profesiones: Donante de semen


Seguimos con la simiente de la vida.
En el primer capítulo de la serie Profesiones vimos a abnegados hombres ayudando a otras especies a meterla en caliente. En el segundo capítulo, Julito trató la dura situación de aquellos a quienes la vida ha negado pareja, familia y amigos. Gente obligada a buscar el calor y cariño de un coño o un culo en sórdidos descampados.
Hoy veremos como el derramamiento de semen puede ser incluso lucrativo.

Y es que, como ya habrán aprendido nuestros lectores de los comentarios, la vida de las clases medias está mu malita. Por eso no se puede desperdiciar así como así la oportunidad de ganar unos eurillos extra. Eurillos que, si el semen es bueno, se pueden convertir en hasta 1200.
Que sí, que sí, que te pagan por hacerte pajas.
No hombre no, eso no. Pero aunque no te dejen correrte en el jeto de la enfermera, ¿me vas a decir que no te has hecho pajas mucho peores? Pajas que te han salido hasta caras. Pajas que te han obligado a dar explicaciones. Pajas que te has puesto en compromisos incompatibles con una vida familiar más o menos tranquila.

¿Quieres ser un onanista profesional? ¿Quieres que las viejas de tu barrio cuchicheen con envidia a tu paso "he oído que se la machaca a 50 euros por lefada"? Pues sigue, sigue leyendo...

Parece una chica eficaz

Cuando se habla de donación de semen rápidamente saltan los listos de turno: que si ya no puedo donar más, que si tengo las paredes hechas un gotelé, que si pego postales a lo Happiness, que si la alfombra está despeluchada, que si tengo las fotos playeras de tu madre que parecen hechas en Invierno, etc, etc. Bromas y más bromas que no hacen si no ocultar el drama humano que se esconde detrás de todas y cada una de las pajas. Bueno, detrás no, que hay solo hay un tío echando un cinco contra el calvo, delante.
Lo que quiero decir es que muchas veces olvidamos que esos entre 30 y 50 napos que te puedes sacar por lecherazo son una compensación en concepto de "molestias, transporte y perdida de tiempo", pues la ley especifica claramente que no se puede pagar por algo que se hace, obviamente, de forma altruista para ayudar a personas que, como los padres putativos de nuestros anónimos, tienen un semen que no es capaz de fecundar el óvulo. O, en otras palabras, un semen de mierda que rechazaría con un sonoro escupitajo hasta nuestra querida Belladonna.

Bueno, vale, ya os habéis enterado de que no se trata de un tema monetario, si no de un acto de solidaridad. Una paja por la libertad, la fraternidad y la igualdad. El 0,7 de las gayolas. La Madre Tierra de todas las cascadas. El Manu Chao de los orgasmos. El contenedor amarillo de los ojos en blanco. El civismo hecho grumo.
Es ahora cuando, ya concienciados, podemos ver los pasos a seguir para correrse como el estado manda.

Una paja retro, sí, pero igualmente efectiva y llena de sensualidad

Lo primero, lo primero, saber si somos donantes válidos. Y con esto ya vuelvo a tener a la tropa revolucionada; que qué te has creído, que si hago muñequitos de nieve, que si tengo el techo que parecen las cuevas de Pozalagua, etc, etc. Y no, no se trata solo de un semen de gran calidad. Los criterios son también otros. A saber:
  • Salud perfecta. Especialmente en lo relativo a enfermedades genéticas o infecciosas. Tampoco valen enfermos mentales. Con esto ya tenemos a más de medio pegamin descalificadísimo.
  • Joven. Aunque en teoría se puede donar hasta los 50, suelen recoger el semen de gente de solo hasta 35 años. El sector otoñal del pegamin tendrá, por tanto, que seguir repartiendo su leche entre las féminas, sí, pero sin cobrar (salvo el caso por todos conocido de un ilustre pegamita que ejerce de Richard Gere con damas de la alta sociedad).
  • No haber engendrado más de 6 hijos. Imposible de cumplir para el sector opusiano del pegamin, abanderado por el anónimo brasas y su pareja Mariposa.
  • Inteligencia normal. De nuevo, una traba para el común de los pegamines, siempre fluctuando entre el borderlainismo y la locura genial.
  • Aspecto físico y personalidad. A tomar por culo los que pudieran quedar. Y eso que se supone que esos datos se guardan de cara a la selección de un candidato afín al pichafría que ha acudido al centro.
    A ver, no es que un lector/colaborador del pegamin prototípico sea contrahecho o feo, lo que ocurre es que sus gracias son... cómo decirlo, particulares. Un brazo acabado en muñón, una pierna más larga que la otra o un ojo a lo Trueba son rasgos que no deberían suponer ningún rechazo hoy en día pero que, en fin, siguen sin considerarse parte del canon griego.
Pero venga, supongamos que UNO de nosotros pasa todas las pruebas y se dispone a cascársela en la clínica con el resto del staff y seguidores jaleandole. ¿Qué más debe saber?

"Qué es la vida, qué es la muerte. ¿Sueño o realidad?"

Debes saber que el proceso puede durar entre 3 y 8 meses, siendo lo habitual 6. De ahí que al final acabes embolsándote la respetable suma que mencionaba al principio.
La paja suele ser de carácter matrimonial, es decir una a la semana y en ambiente aséptico.
El inconveniente, casi insalvable para muchos, es que se exige un periodo de abstinencia sexual de entre 3 y 7 días. Y eso, para alguien que entra habitualmente en el pegamin y ve las jamonas de 77, es mucho tiempo sin liberar los delfines.
Si ese pequeño gran obstáculo no te echa para atrás, ¡enhorabuena! eres un candidato a donante de esperma.
Hum... veo que frunces ese ceño unicejo que dios te ha dado. ¿Qué pasa, no lo ves claro? Ah, ya, te planteas cómo va el tema de ir andando por la calle muchos años más tarde y de pronto encontrarte con una chica con exactamente tus mismas orejas de soplillo. A ver, seamos realistas, ¿no será más probable que en caso de coincidir en el espacio-tiempo le mires el culo o las tetas? Pues eso.
Y no te rayes, la confidencialidad es absoluta; ni tú puedes saber de tus hijos biológicos, ni ellos de ti.
Ojo, hay una excepción, cuando la vida del feto peligra y es imprescindible. Pero bueno, aún así tu identidad solo la conocerían los médicos que lo estén tratando y no los padres. Además, necesitan una orden judicial, como en las pelis.

¿Más dudas?

22 comentarios:

Xabibenputa dijo...

Enorme Priest.

Tereso dijo...

"mucho tiempo sin liberar los delfines."

Deberían darte el Pulitzer en MANO.

Anónimos pajilleros somos todos dijo...

-¿qué dice un mexicano cuando acaba de pajearse?
-ni idea.
-gracias manita!!!

Macarrismo dijo...

Unos tipos que conocia , ludópatas empedernidos, planeaban ir a donar esperma con la finalidad de fundirse jugando lo ganado. Muy turbio todo.

Anónimo triste dijo...

Maravilloso aporte, muy pegamín, sin duda. Recuerdo que cuando estudiaba en Madrid colgamos el interesante llamamiento de una clínica en el tablón de anuncios comunal, pero no sé si alguien se ofrecería. Es que te deben de hacer un examen que no lo pasa ni el Superhombre Ario. Lo que parece que sale más a cuenta es donar óvulos.

Es una pena que en España no den dinerito por donar sangre, porque sería una forma de pasar la mañana muy apañada.

Anónimo triste dijo...

Por cierto, que me gustaría saber qué material gráfico proporcionan en estas clínicas para la estimulación. Digo yo que a estas alturas no serán revistas, cosa muy poco higiénica.

onánimo furioso dijo...

priest, eres cruel, primero ilusionas con el "hago lo que me gusta y encima me pagan" y luego nos apeas de las ilusiones sea por edad, por deficiencias físicas, etc, etc

Calixto dijo...

Pues yo tenía amigos que se pasaban regularmente por el vampiro a donar sangre y sí les pagaban, lo suficiente para el alcohol del fin de semana.Creo que sólo podías ir una vez al mes. Fundamentalmente iban yonkis y, aunque les hacían pruebas de sida y hepatitis, seguro que esa sangre repleta de sustancia tenía que pegar un buen pelotazo.

Anónimo triste dijo...

Eso será en alguna Comunidad Autónoma alternativa, ¿no, Calixto? Creo que aquí te dan un bocata chope, una lata de Fanta y, si hay suerte, una camiseta.

Don Julito dijo...

Muy bueno, Priesito...me he partido la caja
y en especial con "el contenedor amarillo de los ojos en blanco"
muy gráfico

yo no donaría lefa, me daría cosa...y eso que la he repartido alegremente entre mis nudillos, la loza del güater, algún rostro bello, algún culete, alguna espalda, algunas nalgas y muchas camisetas y esquijamas

Infra dijo...

Joder, ¿y qué más quieres? Te dejan beber toda la fanta que quieras, amás. Lo de Calixto será en el Principado de Biafra, porque en lo que es el estado español, de leuros nada. Además, dicen las malas lenguas que las comunidades autónomas se putean entre ellas, y no se prestan la sangre entre las distintas sanidades públicas. Así que no os fostiéis con el super R5 en Valencia y alrededores, que vuestros cuerpecitos no soportarían ese material.

roger de flor de tilo dijo...

¿pero no vivimos en el apogeo de la solidaridad y el amor universal y de los médicos sin fronteras? ¿por qué os meteis con la descentralización? ¿acaso pretendeis volver al centralismo franquista?

viva el estatut y el que quiera sangre y lefa catalana, que la pague como se merece, o sea, con la vida

priest dijo...

Lo de los delfines no es mio. En no recuerdo qué idioma lo utilizan para referirse a la eyaculación. Ahora dudo si era con ballenas. :/ Va, adjudicármelo y santas pascuas.

Yo una vez done sangre y no debí haber comido mucho porque al incorporarme me dio un bajón de tensión que caí redondo a la camilla otra vez. Cuando volví en mí, el conductor me dijo "¿quieres que ponga algo de heavy para animarte?" Y yo en plan: aaaahh, bocaaataaa, aaaaguaaa. Al final me dieron el bocata, el agua, una cartera y me pusieron la canción Más duro que nunca de Ñu.

Anónimo triste dijo...

"¿quieres que ponga algo de heavy para animarte?"

jajaja

priest dijo...

Sí, todo eso conmigo medio zombie y blanco como el papel.

Anónimo triste dijo...

seguro que mientras musitaba: "los jevis ya no son lo que eran..."

Don Julito dijo...

Joder, Priest...un jebi de verdad se hubiera bebido la sangre del conductor para recuperarse

PacoclavelbarraDivine dijo...

GENIAL SR. PRIEST!

Leí una vez en un foro de temas médicos que en Dinamarca la salud pública en función del historial médico y las características de los sujetos animaban a los ciudadanos a la donación.
No lo pude comprobar, pero sería tope 'bizarre' parece como de eugenesia de manual.

Haciendo Amig@s dijo...

A mí me pagaron cinco mil pesetas por una muestra de lo mío.
Menudo pool genético desperdiciado hay en el pegamín. Que raza de superseres se podría haber engendrado con los espermas pegamitas, una raza de líderes del futuro que llevarían a la humanidad hacia la conquista del universo. Una especie de "Los niños del Brasil" pero a lo bestia.

Calixto dijo...

Lo del vampiro ese es de hace unos diecisiete años, en Murcia, y no sé muy bien qué les sacaban pero tenían a la gente enchufada varias horas a una máquina. Pagaban diez mil pesetas y el bocadillo de mortadela con olivas.

Jane Doe dijo...

La donación de óvulos ronda los 1500€, yo me lo planteo una vez al año más o menos. Una vez llegué incluso a hacer la entrevista previa en la clínica y todo pero cuando me leí los posibles efectos adversos me cagué.
Pobre pero fértil (y viva).

Jane Doe dijo...

Ah! Y como dato curioso me comentó la señora que en su clínica valoraban más a las donantes rubias de piel clara (pinta de guiri, vamos) porque por lo visto vienen hordas de inglesas a implantarse óvulos a España y un niño moreno canta más en el neighbourhood, claro. Cómo mola la globalización.