como los monos de gibraltar

sábado, 5 de marzo de 2011

Tortura carnavalera

Comienza la tortura de los ensayos de la comparsa del barrio...
HORAS de batucada mala, y sin drojas, ni nocturnidad, ni clemencia.
HORAS de coreografías supuestamente brasileiras...


HORAS DE ESTO

http://www.youtube.com/watch?v=E-L38x9Z6Wc

...

19 comentarios:

T. J. D. dijo...

Te jodes, a los demás nos molesta tu pinta durante todo el año y nos aguantamos; ahora te jodes tú, puta gorda.

wilde flower dijo...

uy, qué brusquedad

Tereso dijo...

Y a mi me jode tu puta presencia en este santo sitio, pero vamos, que estríamos siempre en lo mismo, lo mejor sería que te compres una vida y sansacabó.

Anónimo dijo...

con media va sobrao

PacoclavelbarraDivine dijo...

Jajaja querida T.J.D. en efecto gorda. Puta; no todo lo que quisiera.

Además hay una distancia muy grande entre la opinión personal de una y la jodienda efectiva.

NO se reprima.

Don Julito dijo...

Paca, este señor está claramente celoso...es que no le haces el suficiente caso?

Anónimo dijo...

ya salió el funcionario justiciero

Don Julito dijo...

Mi pepino en tu agujero

M. dijo...

Esto del carnaval siempre me ha parecido un pretexto para que el recio españolazo, y el feminoide canario, se vistan de mujer, y compongan una soez patulea sin gracia ni ritmo ni talento.

(Cádiz, por el contrario sí tiene gracia)

PacoclavelbarraDivine dijo...

No se me equivoquen. A mí me gusta el carnaval. Y con todo lo chungo que tiene la fiesta actual por estos lares sigue una pudiéndoselo pasar muy bien.
El problema es la cultura oficial del carnaval, que aquí es una cosa muy seria y visceralizada, que detesto profundamente. Especialmente cuando se vincula a la identidad...
De tener que vincularse algo debería ser la fiesta en si, la gente vestida; ya sea de mamarracho o en plan "currado" y el desfase...

El travestismo carnavalero, entre otras cosas, tiene que ver con la disposición de lo femenino en las cabezas heteropatriarcales. Hay una especie de magia homeopática (sensu antropológico) en el acto heterosexual de apropiación aberrada del simbólico femenino vía disfraz, se intenta captar la "esencia", o más correctamente lo que se CREE mayoritariamente en ese contexto como tal , de lo femenino. Y eso no es otra cosa que la omnipenetrabilidad, la condición última de ser, la femenina, una mera vicaría del placer de otro. El otro que son ellos.

Sidagnes dijo...

Yo suelo pinchar en el Sarcobar de Usera todos los carnavales. Comienzo con una de Armen Boladian y finalizo metiendome un ajito to guapo programando el Precious Moments de Darek Oleszkiewicz, sunormales iletrados. Un set list sero y salao

dunkeleith dijo...

Paca.

¿Y cual es tu opinión de los travelos del rock japonés? Travelos tipo Mana o Hizaki.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Mi opinión sobre el visual?
Eso es un poco más complicado, una es de conocimiento gallináceo (por aquello del picoteo y la escasa profundización). Ahí entra en juego una tradición escénica japonesa; los onnagata. Hay un elemento de priorización de la performance en ese subgénero musical y luego está la cuestión cultural y las sinergias con las movidas glam y punk. Es una cosa muy generalizada en Japón, al parecer, el gusto femenino por la relación entre bishônen. Y genera por tanto mucho "merchandising"

Yo me estaba refiriendo a un tipo concreto de travestismo, el puntual de un constructo varón heterosexual y occidental durante una fiesta de guardar como el carnaval.

El rollo travesti es una cosa muy compleja, muy grande y tremenda.

dunkeleith dijo...

Estoy bastante de acuerdo con lo que dices sobre ESE tipo de travestismo.

Pero hay un problema y es que ese enfoque masculino de la feminidad es precisamente el propiamente sano, sano aunque bastante inculto.

Puede que sea una desgracia pero es así.

Por otra parte me hace gracia el ver a esos hombres que se acerca al visual japonés y se encuentran con que se sienten atraídos por esos travestis. Tremendo dilema. Es por eso que te preguntaba tu opinión pues pareces versada en el tema. El caso de Hizaki parece el mas marcado.

Platónico....

PacoclavelbarraDivine dijo...

Pues no estoy de acuerdo con usted Sr. dunkeleith. A mí esa feminidad apropiada vía disfraz no me gusta demasiado (a nivel simbólico) porque no se concibe como agentiva. Es un poco lo que decía Despentes sobre la actriz porno. Lo que se está valorizando no es una sexualidad como cualidad de la persona sino haciendo de la cualidad una esencia total, escindida de la condición de persona. La representación heteropatriarcal de lo femenino se hace patentemente algo que no pertenece a ninguna mujer, es un espacio ficcionado de lo que tal colectividad(la masculina al uso) piensa que haría de ser mujeres, esto es ser omnipenetrable.

Y esta manera desliga lo femenino de cierto tipo de humanidad.

Ningún problema conque una mujer sea sexualmente hiperactiva si quiere. Pero siempre debe de considerarse como algo propio, por y para su placer, no como un mero espacio de realización natural del deseo de otro.

putecántropo erecto dijo...

ninguna mujel fea por donde mea

clin dijo...

Por fin un heteroanónimo en el blog

the last femme of pegamindia dijo...

a mi me suelen gustar gordas. estoy hablando de las pollas.

clitorinda chico dijo...

t'as colao que soy bollicántropa erecta