como los monos de gibraltar

jueves, 28 de enero de 2010

Viviendas Pegamin IV: La Puta Calle

Junto con el barril dónde hacía sus performances el gran Chespirito la Puta Calle (así, con mayúsculas) es lo más cerca que vais a estar del concepto de vivienda el día en que a vuestros viejos se los lleven los Servicicios Sociales dando gritos, con el culo cagao y unas uñas que ni Florence Griffith. Lo bueno: la independencia. Lo malo: todo lo demás e incluso cosas que aún no se han inventado.
Al principio te resistirás a abandonar tu ropa de tardo(nunca mejor dicho)adolescente pero a la larga te convencerás que el cosplay de tu nueva tribu urbana es ideal para que en tu cabeza se represente, non stop, el remake más costras de "Soy Leyenda". Y con Sensurround. Capas y capas de ropa (cuanto más gruesa y acolchada mejor), botacas, gorro de estibador (esto es imprescindible), un carrito de la compra, un par de perros (a ser posible uno de ellos cojito) y una psicosis paranoide del 15 bien alimentada a base de vino Savin y ya estás listo. Y sin escrituras. Y te ahorras el rollo Ikea.
Guapamente.

8 comentarios:

okupita dijo...

pero usté no acabará así, verdá?

Haciendo Amig@s dijo...

Mañana escribo algo para esta serie.

inimicus, inimicus dijo...

te tienen manía, no te han incluido en la lista de pegamonas

priest dijo...

Jajajaja

PacoclavelbarraDivine dijo...

Ubi sunt!?

Don Julito dijo...

Don-des-tán
losjo-venes
deAz-nar

Uno-dos, uno dos, probando dijo...

http://tinyurl.com/yjgdt7s

Don Julito dijo...

Dios, qué documento!