como los monos de gibraltar

sábado, 25 de febrero de 2012



A causa de una serie de catastróficas desdichas me ha sido imposible acudir a tiempo a mi cita con el pegamin y con la Historia. Solo me queda implorar vuestro perdón y apelar al corazón bondadoso y magnánimo del Supremo Hacedor.

(Ilustro con una foto de tranny, que sé que agradará al Gran Líder, en un último y desesperado intento por congraciarme con él y obtener su clemencia.)

5 comentarios:

1977 dijo...

http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSHGSYU7du1vbO1jn7-HurYLpt1akODV_-m67tIMt8RTgkiYcsw

paca dijo...

Jajaja Una respuesta divertida a su bravata "preformance"

Anónimo dijo...

Esto es una agonía insoportable.

Millana dijo...

El anónimo tiene toda la razón.

1977 dijo...

No era una bravata, Paca, era una prueba para Silvia. Prueba no superada, claro.